Publicado: 11.12.2013 10:21 |Actualizado: 11.12.2013 10:21

El PSOE califica de "represión ciudadana" la nueva ley de seguridad

La vicepresidenta, en ausencia de Rajoy, no ofrece explicaciones sobre la nueva legislación de seguridad pública y se limita a esgrimir argumentos contra los socialistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Está claro que las sesiones parlamentarias de control al Ejecutivo sin Rajoy no son lo mismo. Un presidente del Gobierno es un presidente del Gobierno y no hay sucedáneo que valga. Ni siquiera su mano derecha muy animada, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que en ausencia de su mentor - convaleciente de su largo viaje relámpago de ida y vuelta al funeral de Mandela - ha sido la encargada de iniciar las comparecencias gubernamentales, ha podido cubrir el hueco del presidente.

Esto ha sido así tanto por el contenido de sus respuestas como por la parquedad de su única intervención, cosa que no es responsabilidad suya sino más bien de la rigidez del reglamento de la cámara: aunque no esté Rajoy la vicepresidenta contesta una sola pregunta, como cuando está su jefe de filas. Y es lo que hay. De modo y manera que ha sabido a poco porque incluso toda la sesión de control al Gobierno ha sido más parca que de costumbre.

Pese a tener sólo una pregunta planteada la vicepresidenta se ha mostrado un tanto cansina en su respuesta, lo ha hecho incluso con cierta desgana. Ni siquiera la llevaba muy documentada desde el despacho porque ha tenido que recurrir al ataque a la oposición socialista echando mano del escándalo de los ERE en Andalucía. La pregunta la ha formulado la portavoz Soraya Rodríguez sobre el recorte de derechos ciudadanos a cuenta de la nueva ley de seguridad , que prevé fuertes multas con la sola actuación administrativa de la policía en no pocos supuestos.

"Su ley de represión ciudadana está cargada de ideología", asegura Soraya Rodríguez

"¿Qué es eso de las ofensas a la nación?", le ha preguntado en el fragor del debate la socialista Rodríguez a la vicepresidenta. Y ha continuado: "¿Con cuánto se castiga la ofensa a la memoria histórica que ha hecho Rafael Hernando, con 600.000 euros o con 30.000?", en referencia a los comentarios del parlamentario conservador sobre las víctimas de la represión franquista.

Soraya Rodríguez ha denunciado que "hasta el momento se sabía que tras sus recortes había intereses económicos privados, a partir de ahora hay recortes de derechos ciudadanos. El comisario de seguridad de la Unión Europea ha dicho que va a vigilar muy de cerca la aplicación de esa ley, ¿no les da vergüenza?", ha dicho en medio de un aplauso de su bancada. "Su ley de represión ciudadana está cargada de ideología", ha remarcado antes de afirmar con una referencia a las protestas ciudadanas: "Durante una manifestación contra la guerra de Irak José Saramago dijo que en el mundo había dos potencias, Estados Unidos y tú, en referencia a los ciudadanos. Tengan cuidado y no subestimen la fuerza de la ciudadanía".

La vicepresidenta, que se revuelve con facilidad pero de forma impulsiva, le ha contestado que los socialistas "deben andar muy mal en argumentos de oposición cuando tienen que recurrir al pasado". Pero, además de los citados ERE de Andalucía, Sáenz de Santamaría ha dicho que "ustedes ven siempre motivación ideológica en todo" cuando de lo que se trata es de proteger más a los ciudadanos y perseguir a los criminales, "¿o no están de acuerdo ustedes con esto? O que se prohíba la prostitución junto a los colegios, o que se limiten las identificaciones, no como en la etapa de Rubalcaba que se llegaron a los 12 millones en un año".

Evidentemente para la vicepresidenta esta alusión al pasado, como otras habituales en las respuestas de los miembros del Gobierno, no supone una contradicción para sus propios argumentos de crítica a la oposición socialista, esgrimidos unos segundos antes. El caso es que su actuación en la sesión de control ha sabido a poco, como casi siempre. Lo que ocurre es que hoy no actuaba como telonera de Rajoy, sino como estrella principal. Pues ni por esas. Faena de aliño y la próxima semana más, que será ya la última de la temporada.