Público
Público

El PSOE condiciona el pacto anticorrupción a que el PP acepte una comisión independiente

Los socialistas consideran "muy difícil" acordar algo con un partido que depende del 'caso Bárcenas'. Valenciano cree que en el debate del estado de la nación Rubalcaba hizo un discurso que estuvo "cerca de lo q

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Está difícil', admiten en el PSOE cuando se les menciona la posibilidad de lograr un pacto anticorrupción entre los dos grandes partidos. Si bien todavía los socialistas no dan por perdida esa posibilidad, en el partido siguen insistiendo en que antes de cualquier acuerdo el PP debe limpiar su propia casa. 'Es muy difícil pactar con un partido que tiene un pacto con Bárcenas', ha recalcado este lunes la vicesecretaria general del principal partido de la oposición, Elena Valenciano, en la rueda de prensa posterior a la Comisión Ejecutiva Federal que se ha reunido en la sede federal de la calle de Ferraz de Madrid. 

La número dos del PSOE ha considerado 'imprescindible' que para poder llegar a ese pacto los conservadores acepten la constitución de la comisión independiente que puso encima de la mesa el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante el debate del estado de la nación que tuvo lugar la semana pasada. 'Es bastante línea roja', ha dicho Valenciano en respuesta a las preguntas de los periodistas. 

Durante su comparecencia, la dirigente socialista ha insistido en la necesidad de que esa comisión sea independiente y se conforme con personalidades y profesionales que estén fuera del Congreso de los Diputados. 'Queremos que desde fuera se haga un diagnóstico para poder actuar', ha insistido, en la misma línea que planteó su secretario general el pasado martes, durante su intervención en el Congreso. 

A pesar de que el barómetro del CIS ha reflejado que la mayoría de los ciudadanos percibió que Rubalcaba perdió ese debate por un amplio margen respecto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Valenciano ha considerado que el líder socialista hizo un debate 'real'. 'No es un combate de boxeo', ha ironizado, antes de señalar que Rubalcaba hizo 'un buen debate', que estuvo 'cerca de lo que piden los españoles'. 

Esas cifras del CIS, ha insistido, no son más que el reflejo del desapego existente entre la política y la ciudadanía, porque 'no llega ningún mensaje político', ya sea el de la izquierda o el de la derecha. 'Hay una distancia enorme entre la política y la gente', ha reconocido, lo que hace que estemos ante una situación 'grave', porque a su juicio 'las soluciones sólo vendrán de la política'.