Publicado: 14.12.2013 20:26 |Actualizado: 14.12.2013 20:26

PSOE: "Los correos electrónicos de Blesa podrían estar descubriendo una nueva rama de Gürtel"

Antonio Hernando afirma que los e-mails entre el expresidente de Caja Madrid y Aznar revelan "una serie de actuaciones de tráfico de influencias y mezcla de intereses públicos y privados" que "empezarían a explicar algu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Relaciones Institucionales del PSOE, Antonio Hernando, ha alertado de que "algo huele a podrido" en los correos electrónicos entre el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y el expresidente del Gobierno José María Aznar, que fue quien le colocó al frente de esa entidad financiera.

Hernando se refiere así a los correos publicados este sábado en El País entre los dos dirigentes que revelan que Aznar contactó con Blesa para contarle que José Luis Rueda, heredero del pintor y escultor Gerardo Rueda, ofrecía a Caja Madrid una parte de su colección de arte y otra parte en préstamo a cambio de 54 millones de euros.

El periódico afirma que "a partir de ese correo electrónico de Aznar, Blesa se afanó por hacer la operación a través de la Fundación Caja Madrid, pese a que la entidad financiera ya daba signos de grave debilidad". Y agrega: "El director de la Fundación Caja Madrid, Rafael Spottorno, hoy jefe de la Casa del Rey, no solo puso reparos a la valoración de la colección --"es un precio disparatado"--, sino que desaconsejó cerrar la operación por inabordable".

Al final, tras meses de negociaciones, la adquisición se redujo de los 54 millones iniciales que pedía el heredero por un paquete de más de 200 obras (sólo 20 de ellas de Gerardo Rueda y el resto de su colección privada de otros autores) a seis millones de euros (por 24 obras del artista).

Blesa retribuía a los consejeros con tarjetas de crédito opacas para Hacienda, según uno de los e-mails

Además, eldiario.es desvela que en uno de los correos de Blesa  el secretario del consejo informa de las retribuciones de los consejeros y afirma que las tarjetas son "black a efectos fiscales", como una suerte de pago en especie opaco y sin control. "Ni siquiera la Comisión de Retribuciones conocía las condiciones de todos los titulares de estas tarjetas, que aprobaba personalmente el presidente Blesa", según dicho diario.

Por su parte, Infolibre asegura que los correos secretos de Blesa muestran que Luis de Guindos envió en junio de 2007 al entonces presidente de Caja Madrid la presentación para el lanzamiento de acciones sin derecho de voto. De esta forma, el hoy ministro de Economía diseñó desde Lehman Brothers las cuotas participativas que Blesa planeaba lanzar.

Según Infolibre,  "el documento aconsejaba a la entidad elevar los desembolsos para asignar al pago de dividendos el mismo porcentaje que a la Obra Social, lo que habría disminuido las reservas que garantizan la solvencia empresarial ante un revés económico".

Para Hernando, estas informaciones suponen "hechos de la máxima gravedad". "Algo huele a podrido en los correos entre Blesa y Aznar", ha sentenciado el socialista, quien se muestra convencido de que la Justicia "debe investigar estos correos y llegar hasta las últimas consecuencias".

Según Hernando, estos mensajes electrónicos "podrían estar descubriendo una nueva rama de Gürtel y una serie de actuaciones de tráfico de influencias y mezcla de intereses públicos y privados".

Asimismo, entiende que estos correos "empezarían a explicar alguna de las razones del desastre económico de Caja Madrid y de Bankia" y por ello ha instado a la Justicia a "continuar urgentemente con la investigación iniciada por los juzgados e instrucción de Madrid".