Público
Público

El PSOE y la crisis de los medios de comunicación se cuelan en la Universidad de Verano de Podemos

El líder del partido morado, Pablo Iglesias, desmonta algunos mitos sobre la Transición con el periodista Gregorio Morán en la primera jornada del evento, que se prolongará hasta el domingo. El sábado tomarán la palabra algunos de los principales dirigentes de la formación, como Pablo Echenique, Irene Montero o Miguel Urbán

Publicidad
Media: 3.55
Votos: 11
Comentarios:

Pablo Iglesias, José María González y Juan Carlos Monedero, antes del acto. EFE/Román Ríos

La primera jornada de la Universidad de Verano de Podemos ha contado con dos protagonistas externos al partido, presentes de uno u otro modo en la mayor parte de espacios: el PSOE y la situación de los medios de comunicación en España. En dos facultades colindantes de la Universidad de Cádiz, a escasos metros del mar, varios cientos de personas han asistido este viernes a las actividades organizadas por el Instituto 25-M, la fundación del partido morado, y han abarrotado algunas de las charlas y coloquios de mayor postín.

Teresa Rodríguez, la líder de Podemos en Andalucía, tomaba la palabra en torno a las 11.00 horas para marcar distancias con el PSOE de Susana Díaz, y para dibujar el camino a seguir para ganar la confianza de los votantes del Partido Socialista. "Nos guste o no, el PSOE ha canalizado las ansias de transformación social en este país en los últimos 40 años", afirmaba el alcalde de Cádiz, José María González (Kichi), que también se refería al partido de Pedro Sánchez como "un arsénico para las ansias de transformación social".

Horas después, algo antes de que finalizara la jornada, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, analizaba la crisis de la socialdemocracia remontándose a donde sitúa su arranque, en el inicio de los 70, en pleno auge del neoliberalismo económico. Refiriéndose a esta crisis como uno de los factores más importantes para entender la actual situación en Europa occidental, Iglesias aterrizaba en 2017 con una afirmación: "La socialdemocracia en términos neoliberales no tiene espacio político".

Cuidando las formas, evitando estridencias, el líder de Podemos ha reconocido que considera "fascinante" este escenario, donde el PSOE debe "hablar de cosas importantes", como el CETA -el acuerdo comercial entre la UE y Canadá- o el techo de gasto, asuntos que no hace mucho tiempo los socialistas tildaban de "propios de populistas antisistema".

"Esto no se soluciona con gestos, ni con marketing, sino emprendiendo una agenda de cambio absoluta con respecto a lo que hicieron los viejos partidos hace 20 años". "A los viejos socialdemócratas que emprenden este camino, con total humildad: bienvenidos", concluía Iglesias, que hoy reconocía estar actuando como "el bueno". El rol de malo lo desempeñaba el periodista y escritor Gregorio Morán, que comenzaba su "cara a cara" con el líder de Podemos hablando sobre la Transición, esa "estafa" en la que la clase obrera no tuvo "ningún papel".

Morán resumía el papel del rey Juan Carlos I como "figura" importante en estos años -"Todo su valor se recoge en que fue Franco quien lo escogió, y Franco sabía escoger a su gente"-, pasando por denunciar su papel, consistente "en boicotear algunos de los aspectos más positivos, baste citar el 23-F". Poco después, pedía a la moderadora de la charla, la periodista Olga Rodríguez, que no preguntara más por este periodo histórico. "Por favor, más Transición no", zanjaba, cosechando un sonoro aplauso. Coincidía con Iglesias en que los lazos que unen a los herederos políticos de los vencedores de la Guerra Civil son fundamentalmente económicos y empresariales, y en el hecho de que el miedo como "operador político" está perdiendo fuelle, aunque esto ocurra lentamente.

Iglesias atendía a su intervención relajado, en contraste con la imagen que ofrecía horas antes en su primera intervención, serio y atento a su teléfono móvil, poco después de que se conociesen las novedades de su partido en Catalunya. El líder de Podemos celebraba que el "miedo tras 40 años de dictadura" no suponga una losa sobre las nuevas generaciones, y alababa a los informadores "valientes" -entre ellos, citaba a Carlos Enrique Bayo y Patricia López, periodistas de Público- que escriben sobre los manejos del comisario José Manuel Villarejo Pérez en el marco de las cloacas del Estado, entre otros asuntos.

"La izquierda de este país no podrá ganar mientras no tenga medios de comunicación y piense que es lo habitual", afirmaba Morán, volviendo a llevar al escenario al segundo protagonista -en parte involuntario- de la jornada. "Los medos de comunicación son hoy peores que en 1977", incidía.

Google y Facebook, nuevas deidades

"Para hacer posible que la información sea un derecho es preciso tener medios de comunicación potentes". Marià de Delàs, periodista de Público, resumía por su parte algunas de las dificultades que afrontan los medios, desde las restricciones presupuestarias que afectan incluso a los grandes grupos -y que "han llevado al cierre de varias publicaciones, radios o televisiones"-, hasta el problema de "calidad" informativa que se da en un mercado televisivo controlado por un "duopolio".

Mainstream o Alternativas ha sido otro de los coloquios con mayor afluencia de público, y quedaba marcado por el importante protagonismo que han tenido los asistentes, que han intervenido en varias ocasiones. Además de tratar sobre la precariedad laboral que padecen los profesionales del sector, la importancia de la publicidad institucional o los ángulos muertos de los medios tradicionales -así como su línea editorial conservadora-, Delás y el resto de ponentes han conversado sobre la influencia de "poderes" como Facebook o Google, en un panorama digital en el que estos se tornan en figuras de carácter "dictatorial". "No hemos encontrado manera de escapar a la lógica de Google y Facebook, y no se puede decir que sean democráticos. Si no pasas por el aro no te ven. Google todo lo ve, todo lo sabe, castiga a los buenos y los malos; Facebook toma sus propias decisiones", esgrimía.

Más medios, gestión del Gobierno portugués...

Si este viernes tomaban la palabra reputados dirigentes de la formación morada (Irene Montero, Noelia Vera, Juanma del Olmo o Rafa Mayoral, entre otros), la representación del Consejo Ciudadano estatal para el sábado sigue la misma línea: Pablo Echenique, Miguel Urbán, y la propia Montero, entre otros, participarán en nuevos coloquios y conferencias en los que en esta ocasión no estará presente el líder de Podemos. Sí lo estarán el diputado y secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, así como el cofundador de la formación, Juan Carlos Monedero.

Otro de los platos fuertes del día comienza a las 18.30 horas: ¡A la portuguesa! Alternativas de Gobierno, contará con la presencia de la eurodiputada del Bloco de Esquerda portugués, Marisa Matías, y con la del exdiputado del PSOE José Antonio Pérez Tapias.