Público
Público

Desigualdad laboral El PSOE denuncia que las mujeres son las grandes perjudicadas por la reforma laboral

El empleo femenino lidera los 'rankings' en parcialidad, temporalidad y precariedad. Los socialistas insisten en que si llegan al poder derogarán por completo la medida.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo. / EFE

En el sexto aniversario de la aprobación de la reforma laboral, el PSOE aprovechó para hacer un balance de su desarrollo y denunciar con datos concretos que son las mujeres las grandes perjudicadas por dicha reforma.

El empleo femenino lidera los rankings de parcialidad, temporalidad y precariedad, con lo que se agranda aún más la desigualdad entre mujeres y hombres en el mercado laboral y crecen las brechas laborales, sobre todo, la salarial.

El responsable de Empleo de la Ejecutiva Federal del PSOE, Toni Ferrer; y la portavoz de Igualdad, Carmen Calvo, presentaron también un exhaustivo informe sobre las consecuencias negativas que ha traído esta reforma, incluso, en la etapa de recuperación económica.

El PSOE explicó, por ejemplo, que la mejora en los beneficios empresariales no se está traduciendo en mejora de las condiciones laborales de trabajadores y trabajadoras, de tal forma que calcula que la transferencia de la renta del trabajo a las rentas empresariales ha sido de 2,4 puntos, que han ido a parar directamente al excedente bruto empresarial, “y es una cifra muy importante”, dijo Ferrer.

También denunció que en las condiciones en las que se producen las nuevas contrataciones, se necesitan hasta 35 contratos temporales para generar el equivalente a un puesto de trabajo estable a tiempo completo.

Asimismo, puso de manifiesto que la bajada de los salarios ha producido una caída de la renta por hogares de 3.400 euros y de 600 euros por persona y año.

Ferrer indicó que los años han demostrado que fue una reforma “autoritaria y agresiva” con los trabajadores, “y que con la excusa de la crisis ha liquidado los derechos laborales”.

El dirigente socialista indicó que el PSOE sigue en su empeño de derogar por completo la reforma laboral y ya trabaja en un proyecto para un nuevo texto en el que se devuelvan a los trabajadores los derechos que han perdido.

Así, habló de dificultar el despido, la recuperación de la negociación colectiva y hasta apostó por un gran pacto de Estado de inserción laboral que contemple grandes medidas como el fomento del contrato de relevo.

Sin embargo, no quiso precisar más ni concretar propuestas, porque el empeño del PSOE es que se abra una gran negociación con los agentes sociales y se llegue a una nueva reforma laboral consensuada y con el apoyo de todos, aunque los socialistas llevarán sus propios planteamientos.