Público
Público

PSOE e IU piden endurecer el regimen de incompatibilides

Apuestan por hacer públicas las declaraciones de actividades de los diputados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los escándalos de las últimas semanas sobre las actividades privadas de algunos diputados han hecho reaccionar al PSOE e IU. Ambos coincidieron ayer en proponer un endurecimiento del régimen de incompatibilidades al que obliga el acta parlamentaria.Los socialistas articularán su propuesta en torno a tres iniciativas que, según su portavoz y presidente de la Comisión del Estatuto del Diputado, Francesc Vallès, servirán para fomentar la “transparencia” del sistema.

Para empezar, desde el PSOE están comprometidos a acabar con el secreto que pesa sobre las declaraciones de actividades de sus señorías. Los socialistas solicitarán al presidente de la Cámara, José Bono, que explore cualquier mecanismo capaz de dar publicidad a las declaraciones. Aunque ahora es posible solicitarlas, el trámite, a través de la Mesa del Congreso, es tan complejo que en la práctica lo evita. Vallès justificó la medida para acabar con las filtraciones que vulneran el secreto de la Comisión y extender su información a todos los ciudadanos.

Además, el PSOE quiere aprovechar la futura reforma de la Ley Electoral para concretar las incompatilidades que pesan sobre el cargo de diputados. La actual ley apuesta por la dedicación exclusiva de los diputados. El texto especifica que es incompatible “el desempeño de cualquier otro puesto, profesión o actividad, públicos o privados, por cuenta propia o ajena, retribuidos”.

Sin embargo, siempre que no haya relación contractual con la Administración, el articulado de la ley deja espacio para que la Cámara permita ciertas actividades en el ámbito privado. Es por ese “coladero” por el que los grupos minoritarios denuncian una y otra vez que se aprueba las peticiones de compatibilidad. La intención del PSOE es marcar claramente qué es compatible y qué no lo es dentro de la actividad privada.

En este sentido, los socialistas pretenden también ampliar las competencias de la Comisión. Así, si existen indicios de que un diputado está abusando del permiso para dedicarse a labores que lo exceden podría iniciar una investigación al respecto.

Aún más estricto se mostró Gaspar Llamazares. Desde IU quieren que se cumpla el espíritu de la ley y se avance hacia la exclusividad del diputado. Para ello van más allá que los socialistas y apuestan por prohibir de forma tajante cualquier actividad privada remunerada que no tenga que ver con las proyección pública de los diputados: charlas, artículos, docencia, etcétera.

Como consecuencia lógica, la propuesta de IU convierte en obligatoria la presencia de los diputados en la Cámara y apuesta por regular un “régimen de asistencia, justificación de las la inasistencia y deducciones por ausencias”.Ayer, fuentes del PP declinaron fijar su postura sobre las propuestas alegando que nadie se las había hecho llegar.