Publicado: 08.04.2014 12:51 |Actualizado: 08.04.2014 12:51

PSOE e IU ponen en cuestión el pacto anticorrupción ante las novedades sobre la caja B del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pacto de Estado sobre medidas para acabar con la corrupción al que se comprometió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, está a punto de convertirse en un nuevo fracaso del entendimiento entre los políticos a raíz de los nuevos datos ofrecidos por el juez Pablo Ruz sobre la supuesta financiación irregular del PP. Los principales representantes de la izquierda parlamentaria han puesto en cuestión ese acuerdo dado que los conservadores siguen sin dar expliaciones acerca de esas actuaciones judiciales y siguen sin depurar las responsabilidades que correspondan.

El portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha asegurado que su grupo se "replanteará" su participación en dicho pacto de Estado si el Gobierno no impulsa de forma inmediata la creación de una comisión de investigación en el Congreso para esclarecer las distintas sospechas que sobrevuelan respecto a la financión de los diferentes partidos políticos. "Cada vez es más evidente que ha existido una caja en B en la contabilidad del PP", ha denunciado el también líder del PCE en rueda de prensa tras la junta de portavoces de la Cámara Baja.

Centella le ha dicho a Sáenz de Santamaría que "no tiene ninguna credibilidad" cuando está planteando acuerdos sobre regeneración democrática mientras ocurren hechos como el conocido ayer acerca de la supuesta financiación ilegal de las obras de la sede del PP de la calle Génova de Madrid. A su juicio, se debe crear una comisión parlamentaria que investigue la financiación de "todos" los partidos políticos, porque si no quedará en cuestión el "papel" de la Izquierda Plural en dicho acuerdo. "Es una tomadura de pelo querer hablar de corrupción sin querer que se clarifique lo que ha ocurrido en los últimos años", ha considerado.

Soraya Rodríguez, la portavoz del PSOE, ha asegurado por su parte que esta es una "semana clave" para el esclarecimiento de los casos de corrupcion que afectan al PP. "Lo que pensábamos muchos españoles y españolas ha sido claramente certificado. Claro que la caja B, la caja de dinero en negro que manejaba el señor Bárcenas no era de él. La caja era del PP", ha señalado la portavoz socialista en su comparecencia ante la prensa. 

A su juicio, lo que también ha quedado claro es que "la caja B no la creó Bárcenas, la heredó". "El dinero negro del PP se heredaba de tesorero a tesorero y se herdaba de secretario general a secretario general. Es decir, esa caja B es la herencia de Mariano Rajoy, la heredó del anterior presidente del PP", ha insistido. Por eso ha recordado que cuando el 1 de agosto, cuando el jefe del Gobierno compareció ante el Congreso éste ya conocía la existencia de esa caja B. 

Ante estas nuevas informaciones los socialistas "tomarán una decisión" sobre su permanencia en el acuerdo alcanzado con el Ejecutivo para establecer un "procedimiento de trabajo" que culmine con un pacto anticorrupción. "Lo que no se puede admitir es que ante estos hechos tan graves el PP no dé una respuesta", ha remachado Rodríguez.