Publicado: 03.12.2013 16:37 |Actualizado: 03.12.2013 16:37

El PSOE exige la dimisión a la alcaldesa salmantina que colocó una bandera republicana

Pilar Salazar, regidora de Pastores, se presentó en las listas de los socialistas si bien hace unos dos años se dio de baja del partido. El pasado domingo, la Guardia Civil retiró la tricolor del balcón del ayuntamiento.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE decidió en la pasada Conferencia Política rechazar la incorporación a su ideario de la reivindicación de la III República, a pesar de las numerosas voces internas que reivindican el alma republicana del partido. Y ahora, los socialistas salmantinos se han propuesto ser además contundentes contra quienes utilicen las instituciones públicas para reivindicar ese modelo de Estado.

Ayer por la mañana, la federación de Salamanca hizo llegar una carta a la alcaldesa de Pastores (Salamanca), Pilar Salazar, que el pasado domingo colocó una bandera tricolor en el balcón del Ayuntamiento con motivo de la celebración de la Junta Estatal Republicana que tuvo lugar en Madrid, un emblema que fue retirado posteriormente por la Guardia Civil. Según ha explicado a este diario el secretario general provincial del PSOE, Fernando Pablos, se le envió la misiva a través de correo urgente certificado y a través de email.

En la misma instaban a Salazar a que entregara su acta de concejal y, por tanto, dimitiera de su cargo de alcaldesa y abandonara el ayuntamiento, al considerar que en una institución pública la ley "marca" cuáles son las banderas que deben ondear en sus edificios. Desde el PSOE de Salamanca explican que en el caso de Pastores los emblemas oficiales serían únicamente la bandera rojigualda, la de Castilla y León y la de la Unión Europea. "El objetivo de un servidor público es cumplir la ley y si no la cumple no está en condiciones de hacer que sus ciudadanos la cumplan", apunta Pablos.

Se da la circunstancia de que la regidora mantiene desde hace tiempo una disputa con la dirección de los socialistas salmantinos a quienes dirige el propio Pablos. De hecho, éste explica que Salazar se dio de baja del PSOE hace unos dos años, apenas unos meses después de ganar las elecciones, y que en la actualidad la relación con el partido era "nula". Por eso los socialistas no pueden expulsar a la alcaldesa del partido, ni obligarle a entregar su acta de concejal. 

El líder de los socialistas salmantinos considera que sería "simbólico" el hecho de que Salazar hubiese mostrado la bandera republicana en el balcón de su domicilio pero insiste en que hacerlo en el consistorio de su localidad infringe la normativa y que "los cargos públicos deben de ser los primeros en cumplir la ley". Es por esa razón por la que hoy mismo han enviado la carta antes mencionada. 

Durante la Conferencia Política el PSOE aprobó seguir definiéndose como un partido republicano y continuar reivindicando su "tradición política y cultural republicana". Y sin embargo, no cuestionó la monarquía ni reclamó el cambio del modelo de Estado, lo que provocó una sonora pitada durante la votación de las resoluciones del cónclave, el pasado 10 de noviembre.

Lo cierto es que en el encuentro se produjo un verdadero debate sobre este asunto, que se prolongó hasta la madrugada del sábado, si bien la situación pudo salvarse con la presentación de una enmienda por parte de los ponentes encabezados por el coordinador de la Conferencia Política, Jáuregui, según la cual el PSOE reclama "que la monarquía responda con eficacia, austeridad, transparencia y ejemplaridad a sus funciones constitucionales".