Publicado: 08.07.2015 19:11 |Actualizado: 08.07.2015 20:29

El PSOE histórico y el núcleo del Grupo Parlamentario de Rubalcaba dejan el Congreso

Nueve diputados abandonan ya sus cargos para ocupar puestos en gobiernos autonómicos. Por distintos motivos, en esta legislatura se han marchado y no repetirán Guerra, Chaves, Zarrías, Rubalcaba, Valenciano, Blanco o Narbona, entre otros

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Rubalcaba habla con Guerra en el Congreso. En segundo plano, Valenciano. / EFE

Foto de archivo de Rubalcaba hablando con Guerra en el Congreso. En segundo plano, Valenciano. / EFE

MADRID.- De los 110 diputados que logró el PSOE en las elecciones generales de 2011 con Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato, casi la mitad han abandonado el barco en esta legislatura. Nada queda de la base de aquel Grupo Parlamentario que el entonces líder del PSOE definía como sólido y con experiencia. Salvo José Enrique Serrano –jefe de gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero–, que parece incombustible.

Y esta semana, a raíz de la configuración de los gobiernos autonómicos y las alcaldías, nueve diputados del PSOE han causado o causarán baja como parlamentarios, para ocupar sus nuevas responsabilidades. Aunque la legislatura agoniza, pese al empeño de Rajoy de alargarla para intentar aprobar unos nuevos Presupuestos, casi el 9% del Grupo Socialista se renovará.



Así, los hasta ahora parlamentarios por la Comunidad Valenciana Carmen Montón, Antoni Such y Federico Buyolo dejarán sus actas, porque la primera ha sido nombrada consejera de Sanidad del Gobierno de Ximo Puig, y los otros dos diputados serán directores generales de las respectivas áreas que ocupaban en la Cámara Baja: justicia y cooperación.

Lo mismo ocurre con Vicente Guillén y Pilar Alegría. El primero ha sido nombrado consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón; y la segunda, consejera de Innovación del mismo Ejecutivo.

También la tinerfeña Patricia Hernández dejará el escaño al entrar en el Gobierno canario, y otro tanto les pasará al alcalde de Alicante, Gabriel Echévarri; y a la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteseirín. A esta lista, posiblemente, hay que añadir el nombre de Carmela Silva, que se perfila como la próxima presidenta de la Diputación de Pontevedra.

Pero más allá de esta huida de diputados, la legislatura ha marcado un abandono de parlamentarios del PSOE histórico que, posiblemente, no vuelvan a ocupar un escaño nunca, aunque cada uno por diferentes motivos.

Así, Alfonso Guerra anunció que será su última legislatura y no repetirá. Manuel Chaves y Gaspar Zarrías, arrastrados por su imputación en el caso ERE, han dejado el acta y no estarán en las próximas listas. Elena Valenciano abandonó el escaño por su candidatura europea; al igual que José Blanco o Soledad Cabezón.

Pero también se han ido otros nombres muy importantes en el PSOE durante las últimas décadas, como José Antonio Alonso, Francisco Caamaño, Valeriano Gómez o Antonio Camacho. Hasta se marchó Carme Chacón, pero ella sí volverá al Congreso la próxima legislatura con toda seguridad.

De todo el Grupo Parlamentario que formó Rubalcaba para hacer oposición firme al Gobierno ya no queda nadie. Él también se marchó hace ya casi un año, y sigue dando clases de química en la Universidad Complutense. La renovación en el PSOE está fácil para la próximas generales.