Público
Público

El PSOE justifica su cambio sobre el CETA por el mandato del 39º Congreso y en favor de una "globalización justa"

Celebrará unas jornadas para fijar sus propias propuestas, y pide la creación en el Congreso de una comisión permanente de estudio ante futuros tratados

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 4
Comentarios:

El secretario del Área de Política Económica, Manuel Escudero, y el portavoz del PSOE, Óscar Puente (derecha). / EFE

La Ejecutiva Federal del PSOE aprobó este lunes una resolución para explicar su “abstención razonada” en el pleno del próximo jueves al Tratado de comercio con Canadá, conocido como CETA; a la vez que formuló su compromiso para un futuro inmediato de trabajar a favor de una “globalización justa”.

El responsable del área económica de la Ejecutiva Federal del PSOE, Manuel Escudero, explicó, además, que el cambio de postura socialista en este asunto obedece a algo tan concreto como el mandato del 39º Congreso Federal del PSOE, celebrado hace escasas fechas, donde se establecen altos estándares sociolaborales y medioambientales en estos acuerdos que, en opinión de la nueva dirección del partido, no se cumplen en el caso del CETA.

Eso sí, Escudero sí quiso dejar claro que el PSOE defiende una Europa fuerte, la multilateralidad en los tratados, y está a favor del comercio internacional. Incluso puso en valor que el CETA tiene indudables aspectos positivos.

Pero, a su vez, añadió que el PSOE quiere una globalización con unas reglas diferentes y dicho acuerdo tiene también aspectos muy negativos, que los socialistas no comparten en modo alguno.

En concreto, el dirigente socialista indicó tres: el modo de resolución de dispuestas, que en opinión del PSOE favorece a los inversiones frente a los ciudadanos e, incluso, al desarrollo de las políticas públicas; el desequilibrio entre los intereses de los inversores y la protección de los derechos laborales y medioambientales; y, por último, el secretismo que ha caracterizado toda la negociación que, en opinión del PSOE, ha dejado fuera a la sociedad civil e, incluso, a los parlamentos nacionales.

Por todo ello, Escudero indicó que el PSOE considera que el CETA no es “un tratado equilibrado, y añadió: “Frente a los que hablan de que la globalización siempre es buena, como es el caso del PP; o quienes defienden el proteccionismo, los socialistas defendemos una vía diferente: la globalización justa”.

Escudero, además, indicó que el PSOE quiere aprovechar esta “abstención razonada” para abrir cauces en el futuro sobre cómo abordar otros nuevos tratados multilaterales, donde se clarifiquen los principios y las reglas de dicha globalización justa.

Para ello, adelantó que el PSOE propondrá la creación de una comisión permanente de estudio en el Congreso sobre estos asuntos, a la vez que anunció que los socialistas celebrarán en unos meses unas jornadas monográficas para hacer sus propias propuestas.