Público
Público

PSOE Madina defiende que la ponencia política del PSOE no compite contra nadie

Anunció que los socialistas plantearán en su enmienda regular la desconexión digital laboral y el derecho al olvido

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

Madina, durante su rueda de prensa. EFE/Santi Donaire

El coordinador de la ponencia política del PSOE de cara al 39º Congreso Federal, Eduardo Madina, adelantó este viernes algunos de los debates en los que ya se está trabajando pero, sobre todo, hizo especial énfasis en aclarar que se está preparando un documento que “no compite contra nadie” y que no es de parte: “Es el documento oficial del PSOE”, dijo.

Por ello, no quiso poner en el mismo plano el documento que ha elaborado el precandidato Pedro Sánchez, en el que su equipo está trabajando como si de una ponencia alternativa se tratara. También el otro precandidato, Patxi López, indicó que presentará su propio proyecto político para el partido, pero no en el mismo formato de competir con la ponencia del partido.

Madina, intentando poner su mejor cara, aseguró que el proyecto político que está elaborando el partido “será en positivo, compartido y colectivo”, con el objetivo de apelar “al conjunto de la mirada progresista y socialdemócrata”, indicó. No obstante, animó a todos los militantes a enmendarlo y a mejorarlo porque es un proyecto que a título personal le produce "emoción, ilusión y respeto”. Por ello, evitó en todo momento entrar en debates con otros proyectos o las intenciones de los otros precandidatos y las intenciones que hay detrás.

En este sentido, anunció que en la ponencia ya se está trabajando en el proyecto de forma muy intensa y en debates de mucho calado. Entre ellos citó una ley para la muerte digna, regular el llamado derecho al olvido y, como novedad, se está planteando que los socialistas defiendan la desconexión digital laboral. En este sentido, indicó que hay muchos enfoques en la ponencia de cara al futuro que van a sorprender.

El sistema vasco

También anunció que se sigue abordando el desbloqueo institucional para la investidura del presidente del Gobierno, donde parece que avanza la tesis de trasladar el sistema vasco. En dicho sistema, si el candidato más votado no obtiene la mayoría absoluta en la primera investidura, le bastaría con ser el más votado en la segunda investidura, donde no cabrían votos en contra: sólo abstenciones o que se presentaran otros candidatos. “Lo que tenemos muy claro es que no podemos consentir es un desbloqueo institucional como en 2016”, afirmó.

Cree que este modelo que se incorporará a la ponencia puede generar un amplio consenso con otras formaciones políticas, necesario en todo caso porque el cambio requiere la reforma de la Constitución, pero tampoco se negó a estudiar otras fórmulas como la llamada doble vuelta, aunque ello estaría en el marco de cambiar la Ley Electoral. La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha apostado en más de una ocasión por implantar el sistema de doble vuelta a todos los niveles electorales.