Publicado: 12.08.2015 14:26 |Actualizado: 12.08.2015 14:29

El PSOE no descarta gobernar sin ser el partido más votado pero con mayoría parlamentaria

El portavoz de los socialistas en el Senado, Óscar López, marca la diferencia entre su partido y Podemos: "Nuestro grupo tiene las ideas claras y un ADN que exhibir" mientras que el partido morado "en unos sitios es Ganemos y en otros no sabemos".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El portavoz del PSOE, Óscar López./ EP

El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López./ EP

MADRID.- El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, sostiene que la próxima legislatura se va a dialogar "mucho" en el Parlamento porque ya no habrá mayorías absolutas y no cierra ningún escenario de acuerdos poselectorales, ni siquiera un pacto de gobierno que no incluya el partido más votado porque España "es un sistema parlamentario, no presidencialista", y habrá que "saber interpretar" el resultado de las urnas.

"Estamos en un sistema parlamentario donde las fuerzas políticas tienen que llegar a acuerdos —subraya—. Quien manda es la gente y esto de las mayorías absolutas ya no se lleva. Lo que nos piden es que haya acuerdos entre las fuerzas políticas".

En una entrevista con Europa Press, declina adelantar acontecimientos porque "los resultados se interpretan cuando se producen y ahora no se sabe lo que van a decir los ciudadanos". También rechaza la táctica del PP de "deslegitimar" los pactos, cuando ellos han tenido que recurrir a ellos en muchas comunidades.    



El dirigente socialista opina que, "con independencia de los gobiernos que se formen, va a haber que hablar, y mucho, la próxima legislatura", y eso "es bueno y sano". "En estos cuatro años Rajoy no ha hablado con nadie —ha añadido—. Ha gobernado solo y contra todos, y eso los ciudadanos lo van a rechazar".

Lo que sí ha remarcado es que en las próximas generales "el PSOE se presentará en solitario, con las mismas siglas de hace más de 140 años, y para ganar y gobernar", mientras que "otros están pensando en siglas, coaliciones y fotos".

En ese contexto, subraya que Podemos comparte con el PSOE "una visión de una cierta denuncia social" por la gestión del PP en estos años de crisis, pero subraya que los socialistas representan "un partido socialdemócrata de gobierno, con tradición y un poso ideológico que sabe lo que quiere y adónde va, con ideas claras y un ADN que exhibir", mientras que el partido morado "en unos sitios es Ganemos y en otros no sabemos".

López niega que afecten al PSOE las polémicas en las que puedan incurrir las listas de Podemos que han llegado al poder municipal tras las elecciones de mayo. "Si el PSOE fuera en coalición, podría influir, pero el PSOE va en solitario —contesta—. El PSOE sólo es responsable de lo que hace el PSOE, y a mucha honra, y en Madrid no está en el Gobierno, mientras que en Andalucía gobierna con voto de Ciudadanos y en Castilla-La Mancha con el de Podemos, pero siempre con gobierno socialista".

En cualquier caso, el senador socialista y ex secretario de Organización del PSOE está "muy confiado" en las opciones de Pedro Sánchez en las próximas elecciones generales, pues cree que es "el líder mejor valorado" y el "candidato preferido para ser presidente del Gobierno". "Y eso tendrá traducción en votos", sostiene.

"Pedro Sánchez tiene cuerda para rato"

Aunque actualmente "hay más partidos políticos en liza" y ya no hay porcentajes de voto del 40%, Óscar López está "absolutamente convencido" de que el líder del PSOE va a ser presidente del Gobierno. "Pedro Sánchez ha empezado un camino y tiene mucho recorrido, y va a ser un camino de éxitos para el PSOE —asegura—. Tiene cuerda para rato, va seguir siendo el líder de este partido y el presidente del país".

En cuanto a los partidos emergentes, cree que las empresas de encuestas son víctimas de una estrategia de "péndulo", pues en su momento infravaloraron las posibilidades de Podemos y Ciudadanos ante las europeas de 2014 y, desde entonces, están en el lado contrario y los sobrevaloran, atribuyéndoles en las municipales más respaldo del que realmente obtuvieron.

En todo caso, cree que hay que ser "comprensivos" con el trabajo de la encuestadoras porque estamos en "un momento muy difícil" para interpretar los datos porque partidos como Podemos o Ciudadanos aún no tienen recuerdo de voto con los que hacer estimaciones con vistas a las generales. "Ahora no es fácil hacer encuestas", opina