Público
Público

El PSOE no hablará con el PP sobre el pacto anticorrupción hasta que se esclarezca el 'caso Bárcenas'

El único contacto que han mantenido hasta ahora se remonta al pasado lunes 21, el día en el que Rajoy ofreció dicho acuerdo a todos los partidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Hasta que ellos arreglen lo suyo, nosotros no tenemos nada de que hablar'. Con esas palabras, fuentes socialistas descartaban ayer la posibilidad a que se pueda haber cualquier tipo de avance en el corto plazo en las negociaciones con el partido del Gobierno sobre el pacto anticorrupción que propuso la semana pasada el propio líder de los conservadores, Mariano Rajoy.

El pasado lunes 21, el también presidente del Ejecutivo había tratado así de zanjar una de las mayores crisis internas de la historia de su formación, surgida a raíz de las publicaciones sobre el caso Bárcenas que apuntaron que, durante años, quienes estaban en la cúpula del partido de los conservadores habían recibido sobresueldos en dinero negro por parte del extesorero del PP, Luis Bárcenas, hoy imputado en el caso Gürtel.

'El Gobierno se pondrá en contacto con todos los partidos para tratar de llevar a cabo un gran pacto en el que entren todos los que quieran estar comprometidos con la lucha contra la corrupción', resumía la número dos de los conservadores, María Dolores de Cospedal, ese mismo día en el que anunciaba, también, una auditoría externa y otra interna de las cuentas de su formación. Y esa misma noche, explican desde el PSOE, se produjo el primer y único contacto al respecto entre la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y la vicesecretaria general de los socialistas, Elena Valenciano.

Por el momento, no habrá más contactos. Porque los principales partidos de la oposición no están dispuestos a llegar a ningún acuerdo hasta que se esclarezca qué ocurrió realmente con los sobresueldos en el PP y de dónde provienen los 22 millones que el extesorero de los conservadores tenía distribuidos en diferentes cuentas suizas. Las fuentes socialistas consultadas no ven posible que una formación que está implicada en un caso de corrupción de tal gravedad pueda dar lecciones y liderar hoy ningún tipo de pacto en ese sentido. 

Es la misma teoría que defienden desde Izquierda Unida. Su coordinador federal, Cayo Lara, ya dejó claro este lunes que su federación no entrará en el 'jueguecito' de 'lavar la cara' al PP. 'Que a estas alturas no nos cuenten milongas', exclamó entonces Lara, antes de criticar que tanto PP como PSOE salgan ahora como adalides contra la corrupción cuando, remarcó, son los 'responsables' de la misma por no haber legislado hasta ahora para erradicarla.

DISPLAY CONNECTORS, SL.