Publicado: 21.09.2016 20:41 |Actualizado: 21.09.2016 23:30

El PSOE no pactará con Rajoy ninguna medida si no se incluye al resto de partidos en la negociación

"No vamos a admitir ningún recorte", advierten los socialistas al Gobierno, que aseguran que sólo se ha abierto una puerta a hablar de medidas económicas que puedan evitar multas de Bruselas siempre que "no se perjudique a los ciudadanos".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Pedro Saura en una imagen de archivo. Flickr. PSOE

Pedro Saura en una imagen de archivo. Flickr. PSOE

MADRID.- Sólo una "puerta abierta" a la negociación y nada más. Ese es el escenario que, de momento, contemplan los socialistas después de que el PP confirmara que ya habido contactos del Gobierno con el PSOE para pactar medidas económicas que puedan evitar una multa de Bruselas en caso de que haya que prorrogar los Presupuestos de 2016. 

Es más, el equipo de Pedro Sánchez advierte al Ejecutivo en funciones de Mariano Rajoy de que no se sentarán en la mesa si éste no incluye al resto de grupos parlamentarios en la negociación y marca una clara línea roja para avanzar en la misma: "No vamos a admitir ningún recorte", ha sentenciado el portavoz de Economía del grupo socialista en el Congreso, Pedro Saura, a Público.



El ministro de Economía, Luis de Guindos, adelantó en su comparecencia en el Congreso que el Gobierno trabaja en un inminente decreto para aprobar medidas de ajuste presupuestario que permitan cumplir con las exigencias de la Unión Europea. Apenas unas semanas después, el portavoz del PP en la Cámara baja, Rafael Hernando, constató que ya existen contactos del Gobierno con el PSOE y Ciudadanos para tratar sobre "cuestiones urgentes que tienen cierta posibilidad de ser tramitadas" pese al "bloqueo" institucional actual

Ello incluye la reforma del impuesto de sociedades, el nombramiento de cargos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), o la actualización de pensiones y sueldos públicos que, en principio, debería estar reflefada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que un Gobierno en funciones no puede impulsar. 

"Habrá que ver la letra pequeña. Ahí puede estar el demonio", advierten los socialistas

Los socialistas confirman estos contactos, pero niegan que se hayan sentado a hablar aún de medidas concretas. Y es que el Gobierno no les ha presentado aún ningún borrador que especifique cómo abordar esas cuestiones. "Les pedimos que aclaren qué van a hacer, qué tecnicalis van a utilizar para llevarlo a cabo", aclara Saura, que recuerda cómo Rajoy amenazó "a todos los ciudadanos" con la política del miedo. "Ahora reconocen que sí se pueden actualizar las pensiones sin que haya Presupuestos renovados", ironiza y aplaude a la vez. 

De hecho, considera que la proposición no de ley que su grupo va a presentar la próxima semana en el pleno -y que ya anunció el propio Pedro Sánchez en la segunda sesión del debate de investidura fallida de Rajoy- podría ser una "base" para empezar a negociar. No obstante, los socialistas siguen "a la espera" de que sea Rajoy quien ponga una propuesta concreta encima de la mesa. Y que lo haga "a todos los grupos parlamentarios" -sobre todo, a los cuatro mayoritarios- y "sin recortes".

El PP, por su parte, asegura que los contactos con los de Albert Rivera sí se han producido ya y asegura que también los habrá con Podemos, aunque no se sabe cuándo. Hasta el momento, C's está dispuesto a hablar del impuesto de sociedades, aunque no de la CNMV; y los de Pablo Iglesias rechazan cualquier debate económico con Rajoy.

"Cada formación es independiente para decidir al respecto", asume Saura, que lo que sí pide es que Rajoy, al menos, llame "a todos" para proponerles un proyecto. "Hasta que no veamos algo concreto, no nos pronunciaremos. Habrá que ver la letra pequeña, que ahí puede estar el demonio", advierte el portavoz económico del PSOE. 

"Estamos dispuestos a hablar para desbloquear cuestiones urgentes para los ciudadanos, pero no para que haya recortes, sino todo lo contrario", especifica Saura. Los socialistas son favorables a reformar el impuesto de sociedades "dependiendo de cómo se haga" ("No es lo mismo subir la presión fiscal a pymes y autónomos que a grandes empresas", recuerda) y a actualizar (para mejor) las pensiones y sueldos de funcionarios, pero no para que haya más tijeretazos. Asimismo, pretenden negociar la forma de establecer un límite de déficit mayor para las Comunidades Autónomas con el fin de que "los ciudadanos no se vean afectados negativamente por el supuesto bloqueo de un Gobierno en funciones", concluye Saura. 

Sin plazos concretos

PP y PSOE han retomado, por tanto, el contacto perdido con las negociaciones de investidura, pero su posible pacto se encuentra en una fase muy inicial en el que todavía no se han puesto medidas concretas encima de la mesa, confirman a uno y otro lado de la línea teléfonica. 

De hecho, tampoco se han fijado un plazo para avanzar en el hipotético pacto económico. "El Gobierno sabe que tiene que hacerlo en las próximas semanas porque ya ha prometido a Bruselas que tomará medidas antes del 15 de octubre", recuerda Saura. Pese a ello, aún no hay fecha establecida, ni equipos designados para sentarse a debatir. A día de hoy, al menos, está la puerta abierta. Pero nada más. Y no se abrirá del todo si Rajoy no cumple con esas condiciones: invitar al resto de formaciones a la mesa y comprometerse a no volver a recortar. 

Etiquetas