Público
Público

El PSOE no respalda usar el 155 para cambiar el modelo lingüístico

Carmen Calvo dice que esto le correspondería hacerlo al Parlament y que no es el objetivo de la aplicación de dicho artículo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede socialista de la madrileña calle de Ferraz. EFE/ Mariscal

El PSOE se descolgó este viernes de las pretensiones del Gobierno de la utilización del artículo 155 para modificar el modelo lingüístico de la escuela catalana, y mostró su rechazo a que se diera este paso.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Calvo, recordó que el apoyo de los socialistas a esta media era exclusivamente para volver a la legalidad vigente, garantizar la prestación de servicios y el funcionamiento ordinario de la Administración catalana. Además, recordaron que el fin de la aplicación del 155 era, exclusivamente, convocar elecciones y que se formara Gobierno en Catalunya.

Para el PSOE, la modificación del modelo lingüístico es una “decisión política” que no le corresponde adoptar al Gobierno del Estado en estas circunstancias,
Calvo afirmó que “el español es lengua cooficial en Catalunya y tiene una normativa que, en estos momentos, es completamente legal”. Por ello, la portavoz socialista señaló que “si eso tiene que modificarse tiene que ser en un debate en Catalunya, con su correspondiente Gobierno y su correspondiente arco parlamentario”, dijo.

La secretaria de Igualdad, que intervino en las negociaciones con el Gobierno para la aplicación de este artículo, indicó que está muy reglado cuál era la función que tenía que desarrollar y, en modo alguno, abarcaba modificar la normativa lingüística. En este sentido, recordó que los socialistas se opusieron también a la intervención de los medios de comunicación públicos.

Eso no resta que el PSOE defienda que se debe garantizar el derecho a usar tanto el castellano como el catalán en la escuela en Catalunya, y que los socialistas catalanes sigan defiendo el modelo de inmersión lingüística como el más apropiado.

En todo caso, Calvo aclaró que el Gobierno no se había dirigido al PSOE para plantearle esta posible modificación y que toda la información que tenían era a través de los medios de comunicación.