Público
Público

Psoe Ocho congresos del PSOE que marcarán el poder interno de Sánchez

Lo que ocurra en los cónclaves de Madrid, Aragón, Castilla-La Mancha será decisivo para determinar si tendrá manos libres para hacer sus proyecto

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:

Pedro Sánchez, acompañado por los miembros de la ejecutiva José Luis Ábalos, Cristina Narbona y Adriana Lastra al inicio de la reunión de la Comisión Permanente del partido celebrada hoy en Ferraz. EFE

Aunque las aguas bajan más calmadas en el proceloso mundo interno del PSOE, tras el incontestable triunfo de Pedro Sánchez en las primarias del 21 de mayo, los ocho congresos regionales que aún restan por celebrarse este otoño –más los de Ceuta y Melilla- marcarán definitivamente el poder interno que tendrá el secretario general del partido y si tendrá un amplio margen de maniobra para llevar a cabo su proyecto.

Ferraz dice que optará por mantener la neutralidad, aunque no se oculta que las relaciones con Javier Lambán, secretario general del PSOE de Aragón, nunca han sido buenas; que no se fían de Emiliano García-Page, ni la incertidumbre que les genera el congreso de los socialistas madrileños. Y es que serán estos cónclaves los más decisivos para determinar con qué grado de autonomía y apoyo interno puede contar Sánchez de cara a las decisiones que tome en un futuro y las políticas que quiere impulsar.

Franco, para coser Madrid

Uno de los objetivos de Sánchez, nunca conseguido en casi tres décadas, es pacificar y unir el siempre convulso Partido Socialistas Madrileño (PSM), como paso previo a mejorar los resultados en esta comunidad. Para ello, todas las esperanzas de Ferraz están puestas en el portavoz adjunto de la Asamblea de Madrid, José Manuel Franco.

No es un candidato que entusiasme, pero confían en el talante del dirigente madrileño para “coser” al partido, ya que Franco ha picoteado en todos los sectores y tiene buenas relaciones con destacados dirigentes del PSM para conseguir su apoyo.

Otro factor que valora Sánchez es que Franco ha dicho ya que no será candidato ni a la Alcaldía de Madrid ni a la Comunidad, lo que deja vía libre a que repita Ángel Gabilondo y, posiblemente, a buscar otro nombre para el ayuntamiento de cara a 2019. La actual portavoz, Puri Causapié, pese a que ha sacado adelante muchas iniciativas socialistas -en gran parte por su capacidad de paco y negociación y alto grado de entendimiento con la alcaldesa, Manuela Carmena- no parece que esté en los planes de Ferraz como futura cabeza de lista electoral para el Ayuntamiento de Madrid.

No obstante, parece que Franco no lo tiene hecho, y todavía no ha concitado apoyos claros, salvo el de Ferraz y el del sector vinculado a Rafael Simancas. De hecho, algunas fuentes apuntan a que la actual secretaria general, Sara Hernández -que quiere repetir en el puesto-, se está movimiento y está recabando más respaldo del que se presumía en un principio.

El otro posible candidato con más posibilidades, Antonio Carmona, sigue sin decidir si dará el paso, y anunciará su decisión la próxima semana. El hecho de que una parte del “tomasismo” se haya posicionado en favor de un nuevo aspirante, el secretario de Política Municipal, Eusebio González, merma mucho sus posibilidades, aunque sobre el papel sigue siendo el único que podría hacer frente a Franco. No obstante, este último movimiento interno del entorno de Gómez, hace prever que Carmona no alcance, ni en el mejor de los casos, un respaldo que llegue al 25%.

Los otros dos aspirantes a liderar el PSM, el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato; y el dirigente del ala más a la izquierda, Enrique del Olmo, siguen con sus precampañas para lograr los avales, pero cuentan con escasas posibilidades de liderar el partido, y posiblemente busquen fórmulas de integración en las otras candidaturas.

García-Page lo tiene casi despejado

En Castilla-La Mancha todo apunta a que el actual presidente de la Junta y secretario general del partido, Emiliano García-Page, repetirá al frente de la dirección de los socialistas castellano-manchego.

Este domingo, 3 de septiembre, el Comité Regional fijará la fecha de las primarias y del Congreso regional, probablemente para octubre. Curiosamente, García-Page todavía no ha dicho que se vaya a presentar a la relección, ni siquiera a su círculo más cercano, pero todo apunta a que dará el paso.

En la región se especula con que el secretario provincial del PSOE de Albacete, Manuel García Ramos, puede disputarle a García-Page el liderazgo en el partido, pero todavía no lo ha hecho público. Desde Ferraz se insiste en que no están en ninguna operación de desbancar al actual secretario general, pese a sus diferencias con él, y dan casi por hecho que repetirá en el cargo.

Sulmezo no se enfrentará a Lambán

A pesar de los intentos de Pedro Sánchez, la diputada y dirigente de la Ejecutiva Federal, Susana Sumelzo, no se enfrentará a Javier Lambán por la secretaría general del PSOE de Aragón. La dirigente socialista, que ganó gran prestigio en una parte del partido por su contundente oposición desde el primer momento a facilitar la investidura de Mariano Rajoy, quiere dedicarse en exclusiva a su labor parlamentaria y al área de Política Municipal que lleva en la Ejecutiva Federal.

Por ello, todo apunta a que será Manuel Dalmau, alcalde de Utebo, quien presentará su candidatura a las primarias frente al presidente aragonés. Dalmau siempre se ha posicionado a favor de Sánchez y contará con todo el apoyo de Sulmezo. No obstante, también podría haber otros candidatos.

En principio, Lambán parte como favorito para repetir en el cargo, pero ha habido corrimiento de posiciones en Aragón desde la victoria de Sánchez, especialmente en Huesca, que hace incierta su victoria.

Asturias, Murcia, Galicia, País Vasco y Canarias

Los otros cinco congresos previstos para este otoño se antojan, en un principio, menos determinantes para el mandato de Sánchez y, además, más cercanos a sus posicionamientos.

En Asturias, el candidato sanchista, Adrián Balbón, parte como favorito, con todo el respaldo de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. Se medirá al portavoz socialista del Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez, más vinculado a las posiciones del ex presidente de la Gestora Javier Fernández.

En Murcia, la diputada María González Veracruz parece que cuenta con más posibilidades frente a Diego Conesa, quien anunció hace unos meses su candidatura. La ex miembro de la Ejecutiva Federal está haciendo una campaña muy cercana a las bases y con gran una acogida, mientras Conesa está moviéndose en el ámbito de captar a los dirigentes más relevantes de la región, lo que parece una repetición de lo que ocurrió entre Sánchez y Díaz en las primarias.

Este agosto, también ha mostrado su intención de presentarse a las primarias el alcalde de El Real, Francisco Lucas, pero cuenta con pocas posibilidades. Ferraz no tiene una clara apuesta, y no ve futuros conflictos con ninguno de ellos. Aunque González Veracruz apoyó a Patxi López en las primarias federales, sigue contando con el aprecio y el reconocimiento a su labor de buena parte de la dirección del partido.

Más confuso está todo en Galicia. El portavoz parlamentario Xoaquim Fernández Lecieaga, opta a liderar el PSdG y, sin ser mal visto por el sanchismo, el entorno de Ferraz apuesta más por Juan Villoslada, diputado autonómico y persona de la confianza del actual líder del PSOE. Asimismo, el militante Gonzalo Caballero también aspira a hacerse con las riendas del partido en Galicia y, aunque es declarado sanchista, no es el hombre preferido por Ferraz. El resultado parece incierto y puede haber pactos previos.

En el País Vasco y Canarias las cosas están más que claras. Idoia Medía ya ha sido proclamada secretaria general de los socialistas vascos sin la celebración de primarias al no haberse presentado más candidatos; y el sanchista, Ángel Víctor Torres, tras ganar el proceso interno celebrado en julio, dirigirá al PSOE de Canarias.

También habrá congresos en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En la ciudad ceutí repetirá el sanchista Manuel Fernández; mientras que en Melilla todo apunta a la elección de Gloria Rojas.

En todo caso, el proceso de renovación del PSOE todavía no ha terminado, y ahora vienen los congresos provinciales, donde el sanchismo también espera tomar posiciones dominantes. No en vano, el actual secretario general del PSOE fraguó su triunfo en las primarias más en el plano provincial que en el autonómico.