Público
Público

PSOE Page se niega a consultar a las bases su pacto con Podemos, como le pide Ferraz

La Ejecutiva del PSOE acordó que el acuerdo alcanzado debía ser ratificado por la militancia, y el líder castellano-manchego dice que no es un acuerdo de Gobierno y que las federaciones tienen su autonomía

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Emiliano García-Page y Pedro Sánchez. EFE

No ha pasado ni un mes de la elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE y ha estallado ya el primer enfrentamiento con el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, al decidir la Ejecutiva Permanente del PSOE unilateralmente que el acuerdo alcanzado en esta región con Podemos debe ser consultado a las bases del partido. García-Page ha contestado que se niega a asumir el acuerdo de Ferraz.

La dirección del partido debatió esta mañana el pacto alcanzado por García-Page con Podemos para aprobar los Presupuestos de la región y contar con miembros del partido morado en su Gobierno. En la reunión se decidió que, cumpliendo los Estatutos del partido aprobados por el 39º Congreso Federal, dicho pacto debe tener el aval “obligatorio” de la militancia, como se refleja en el artículo 53 de las normas del partido, y así se lo hicieron llegar al presidente castellano-manchego.

García-Page tardó pocas horas en responder a Ferraz, negándose en rotundo a realizar dicha consulta, rechazando tajantemente los planteamientos de la dirección federal. Para el presidente de esta región no tiene sentido preguntar a las bases en este caso, porque entiende que no se trata de un acuerdo de Gobierno, sino de un pacto presupuestario para no adelantar las elecciones, por lo que considera que no se puede aplicar dicho artículo.

El máximo mandatario del gobierno regional mantiene, además, que con Podemos sigue vigente el acuerdo de investidura, y sólo se ha decidido incorporar a dos miembros de Podemos al Gobierno y pactar los presupuestos, pero no la formalización de un nuevo acuerdo que deberían de ratificar las bases.

Además, García-Page recuerda también a Ferraz que el artículo 78 de los Estatutos otorga a las federaciones plena autonomía para ejercer la acción política en forjar alianzas en sus territorios, con la única obligación de informar a la dirección federal. En este sentido, la respuesta de García-Page recuerda que, de haber discrepancias sobre los pactos, sólo puede decidir al respecto el Comité Federal.

Según ha sabido Público, el dirigente catellano-manchego está plenamente dispuesto a que sea el máximo órgano del partido entre congresos quien tome la decisión, porque no va a acatar el mandato de Ferraz. Esto supondría el primer gran pulso de Sánchez en esta nueva etapa, y un claro inicio de confrontación a nivel interno.

Finalmente, las fuentes consultadas apuntan que la decisión de Ferraz es muy precipitada, ya que todavía no se ha fijado el reglamento para este tipo de consultas ni su procedimiento, trabajos que se aplazaron para una futura conferencia política, y ven mala intención política en dicho acuerdo.

De hecho, criticaron la premura en la aplicación de algunas partes de los nuevos Estatutos cuando todavía no se han desarrollado y, no sin mala intención, recordaron que el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, sí incumple los mismos al tener otro cargo orgánico por ser presidente del partido en la provincia de Valencia, lo que se prohíbe expresamente. El enfrentamiento está servido.