Publicado: 21.07.2014 11:39 |Actualizado: 21.07.2014 11:39

El PSOE pide al TC la suspensión cautelar de la ley electoral de Cospedal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, presentó este lunes el anunciado recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la ley electoral que ha impulsado la actual presidenta de esta Comunidad, María Dolores de Cospedal, y que sólo ha contado con los votos del Partido Popular.

Dicha ley, según los socialistas, cambia las reglas del juego en el reparto de asignación de diputados por cada una de las cinco provincias de esta región, favoreciendo los intereses electorales del PP. Según se expone en las conclusiones del recurso presentado, "la verdadera finalidad de esta ley es el diseño de un sistema que permita a la actual fuerza gobernante (PP) el poder obtener un mejor resultado electoral. Es decir —se añade— se han aprobado unas nuevas reglas electorales a medida de un partido concreto".

"Se han aprobado unas nuevas reglas electorales a medida de un partido concreto", denuncia el recurso

Además, dice el recurso que la drástica reducción del número de diputados, junto a la asignación de escaños por provincia, "hace desaparecer el principio de proporcionalidad". El recurso, de 128 páginas, hace mención a varios artículos de la Constitución que puede saltarse esta ley, pero sobre apunta a que supone una vulneración evidente del principio de seguridad jurídica.

Por todo ello, aunque se solicita una tramitación de urgencia de este recurso por la cercanía de las elecciones autonómicas, que están fijadas para el último domingo de mayo, el PSOE pide la suspensión cautelar de la ley electoral hasta que el alto tribunal resuelva. Es decir, que en los próximos comicios se aplique la anterior legislación. García-Page manifestó tras la presentación del recurso que, si el TC no para esto, "más de un 25% de los votos de la región se pueden quedar en la basura sin ser computados".

Pero, además, denunció que puede llegar a pasar que Cospedal logre ser presidenta teniendo menos votos que otro partido. "Esta reforma electoral es una verdadera burla al voto de la gente y a representatividad política, y muchos partidos nuevo que ahora están emergiendo se podrían quedar sin ninguna representación". El dirigente socialista no dudó en calificar todo este proceso como "pucherazo y un atraco electoral", y mostró su confianza en que el Tribunal Constitucional ponga las cosas en su sitio.