Público
Público

Referéndum del 1-O El PSOE pide la reprobación de Sáenz de Santamaría por las cargas policiales

Los socialistas consideran que "la responsabilidad última" por la actuación de la Policía y la Guardia Civil durante el 1-O corresponde a la vicepresidenta del Gobierno, que fue la que decidió “las “instrucciones políticas”

Publicidad
Media: 3.83
Votos: 6
Comentarios:

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, asiste a la inauguración de la tercera cumbre de turismo "Summit Shopping Tourism & Economy", en Madrid. EFE/Mariscal

La dirección del PSOE ha decidido apuntar a lo más alto del Gobierno para exigir responsabilidades políticas por los graves hechos ocurrido en Catalunya el pasado domingo durante la jornada del referéndum del 1-O, y ha decidido pedir la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al considerarla la principal responsable de las cargas policiales que se produjeron ese día.

La portavoz del PSOE, Margarita Robles, acusó a la vicepresidenta de haber dado las “instrucciones políticas” que provocaron las cargas policiales, en una decisión que considera “reprobable y condenable”.

Robles recordó, además, que la responsabilidad de la vicepresidenta es máxima, ya no solo por su cargo en el Gobierno, sino también por llevar más de un año como responsable del Ejecutivo para abordar la situación de Catalunya y no saber afrontar el problema.

La portavoz parlamentaria no quiso culpar de lo ocurrido a los agentes policiales que, según dijo, sólo cumplieron las órdenes políticas que habían recibido. En este sentido, añadió que el PSOE reitera su apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE), a la vez que denunció que fueron llevadas en condiciones precarias.

Robles indicó que las FSE, así como los jueces y fiscales, están siendo los garantes que se mantenga la legalidad, y que cuentan con el apoyo de los socialistas en su trabajo.

El PSOE presentará de forma inmediata una interpelación urgente que derivará en una moción donde se pedirá dicha reprobación. Dependerá del voto de Ciudadanos si sale adelante.

Los diputados socialistas Rafael Simancas, Adriana Lastra, y Margarita Robles, entre otros, a su llegada a la reunión de la Junta de Portavoces celebrada en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal

La dirección del PSOE ha querido pedir dichas responsabilidades al más alto nivel en el Gobierno, ya que no se puede recusar al propio presidente del Gobierno más que a través de la fórmula de la moción de censura, que los socialistas no contemplan en modo alguno si para ella es necesaria el apoyo de los independentistas.

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario confederal Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, Irene Montero, ha confirmado este martes que su grupo votará a favor de la reprobación de la vicepresidenta el Gobierno, informa Alejandro López de Miguel. No obstante, en rueda de prensa desde el Congreso de los Diputados, tras la Junta de Portavoces, Montero ha destacado que el "máximo responsable" de los hechos por los que el PSOE quiere reprobar a Santamaría es el presidente del Gobierno.

Montero ha ironizado con que el Gobierno "va a tener una buena colección de ministros y ministras reprobados", y ha incidido en que si el PSOE "quiere reprobar de verdad, y no sólo a medias", la única forma es "una moción de censura". "Si no echamos pronto al PP lo vamos a lamentar todos y todas", sentenciaba.

Al mismo tiempo, el portavoz de la Ejecutiva y secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, insistía en esta idea en un mensaje publicado en la red social Twitter: "Montoro, Catalá y Maza reprobados y ahí siguen. Ahora Sáez de Santamaría. Es inútil y Sánchez lo sabe. Lo único efectivo: moción de censura".

"Absolutamente" controlada la situación

Horas antes del anuncio del PSOE, la vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que el Ejecutivo tiene "absolutamente" controlada la situación ante lo que está ocurriendo en Catalunya y que tiene preparadas todas las actuaciones para evitar que se siga "pisoteando" la libertad y haya "comportamientos mafiosos". Sáenz de Santamaría, en declaraciones a los periodistas tras inaugurar un acto sobre turismo de calidad en España, ha señalado que el Gobierno está hablando con los diversos partidos sobre esas medidas.

Al plantearle si el Gobierno actuará antes de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, declare la independencia, la vicepresidenta ha explicado que el Ejecutivo está hablando con todos los partidos. "Vamos a tomar cuantas medidas sean necesarias para proteger lo derechos de los catalanes. Lo que allí se está pisoteando es la libertad, con una administración en huelga, que abandona y divide a los catalanes", ha añadido.

Ante la posibilidad de que entre esas actuaciones se encuentre que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución, ha precisado que, en ese hipotético caso, sería el Ejecutivo quien lo pidiera y lo tendría que acordar el Senado.