Publicado: 12.09.2016 13:20 |Actualizado: 12.09.2016 18:54

El PSOE plantea la reprobación de la presidenta del Congreso si no lleva a Guindos al pleno por el caso Soria

El portavoz socialista promueve una rebelión de los grupos de la cámara para exigir Ana Pastor que convoque urgentemente un pleno y si no es así planteará un nuevo conflicto de atribuciones ante el Constitucional. Hernando acusa a la presidenta de la Cámara de haberse convertido en la "delegada del Gobierno de Rajoy en el Congreso"

Publicidad
Media: 3.36
Votos: 11
Comentarios:
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, a su llegada a la reunión de la Mesa de la Cámara Baja. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, a su llegada a la reunión de la Mesa de la Cámara Baja. EFE/Juan Carlos Hidalgo

MADRID.- El Grupo Parlamentario Socialista se plantear reprobar a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, por entender que está “retrasando de forma deliberada, con artimañas conjuntas con el Gobierno para impedir la comparecencia del ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, ante el pleno de la cámara para explicar el nombramiento de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial”.

La iniciativa de promover una recusación contra la Presidencia del Congreso, que es la tercera autoridad del Estado, no tiene precedentes en la vida parlamentaria desde 1977.

Así lo ha explicado esta tarde el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, minutos antes de finalizar la reunión que ha celebrado desde este mediodía la mesa del Congreso de los Diputados. 



Hernando ha explicado que de forma inmediata su grupo recabará el apoyo del resto de las formaciones políticas de la Cámara para plantear un nuevo conflicto de atribuciones ante el Tribunal Constitucional por el entorpecimiento del Gobierno, en este caso con la aquiescencia de la presidenta Pastor, a la función de control del estamento parlamentario sobre el Gobierno, aunque esté en funciones. Hernando ha acusado a Pastor de haberse convertido en la "delegada del Gobierno de Rajoy en el Congreso".

La iniciatica de promover la recusación de la Presidencia del Congreso no tiene precedentes desde 1977

Una vez finalizado este encuentro, la presidenta Pastor, en unas precipitadas declaraciones, ha declarado que está a la espera de conocer la predisposición del Gobierno “a comparecer” para convocar un pleno. Esta actitud es rechazada por los grupos parlamentarios e la cámara, excepto el PP, quienes mantienen que la Junta de Portavoces ya se pronunció el pasado jueves a favor de convocar un pleno específico sobre el caso Soria.

Pastor ha señalado que está "pendiente" de fijar ese pleno "cuando el Gobierno me diga la disponibilidad para asistir" del ministro De Guindos, y  ha insistido en afirmar que atenderá "siempre" los acuerdos de la Junta de Portavoces.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó la semana pasada que el Ejecutivo en funciones enviará un escrito al Parlamento argumentando que De Guindos no puede dar explicaciones en el pleno del Congreso porque está en funciones y no puede ser controlado por el Congreso.

Además, afirmó que esta comparecencia plenaria no es adecuada cuando está pendiente que el Tribunal Constitucional resuelva el conflicto abierto entre ambas instituciones desde la legislatura pasada, cuando el Gobierno en funciones ya se opuso a someterse al control de la cámara de entonces.