Diario Público
Diario Público

El PSOE entra en campaña para frenar la reforma del Constitucional por vía política, jurídica o parlamentaria

El partido está ya pidiendo informes a expertos constitucionalistas ante lo que considera un “disparate” del PP y del Gobierno.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
Pedro Sánchez, tras Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. EFE/AFP

Pedro Sánchez, tras Mariano Rajoy, en una imagen de archivo. EFE/AFP

MADRID.- Se podría decir que Pedro Sánchez se ha enfadado de verdad con la reforma del Tribunal Constitucional (TC) que propone el Partido Popular para darle poder ejecutivo a este órgano ante el incumplimiento de sus sentencias, en una clara decisión vinculada a las elecciones catalanas.

El líder del PSOE no tuvo conocimiento alguno de esta decisión del Gobierno que el PP tramitó por la vía urgente en el Congreso. No recibió llamada alguna de Mariano Rajoy, ni de ningún miembro del Ejecutivo. Pero, más allá de eso, el secretario general del PSOE está en desacuerdo con su contenido, con las formas, con el trámite y con la decisión política.
Por ello, el PSOE quiere liderar una ofensiva a todos los niveles contra dicha reforma en tres ámbitos: el político, el jurídico y el parlamentario.

A nivel político, si la reforma se llega a tramitar, el PSOE quiere que se visualice la soledad del Partido Popular. Un cambio de tanto calado el PP lo tendría que hacer solo, más allá de los supuestos apoyos simbólicos que podría tener del diputado navarro de UPN o del Foro Asturias. Toda la Cámara estaría en contra de dicha reforma, y el PP volvería a quedarse solo y sin el más mínimo consenso ante un tema tan delicado.

A nivel jurídico, fuentes de la dirección socialista confirmaron a Público que están hablando con juristas y constitucionalistas sobre la viabilidad de dicha reforma y, a buen seguro, para presentar un recurso de inconstitucionalidad si es aprobada finalmente ya que, a nivel parlamentario, sólo se necesitan los votos del Partido Popular.

En cuanto al ámbito del Congreso, el trámite elegido por el PP ha indignado a toda la Cámara Baja. El Grupo Socialista presentó este miércoles un escrito pidiendo al presidente del Congreso, Jesús Posada, que reconsidere su decisión de adelantar la proposición de Ley sin esperar ni siquiera a la reunión de la Mesa del Congreso.

El PSOE cree que Posada, que en toda la legislatura ha sido un hombre ponderado en sus decisiones, ha actuado con una total falta de respeto al Parlamento, “y ha atropellado el funcionamiento del Poder Legislativo”; según dijo la secretaria general adjunta del Grupo Socialista, Magdalena Valerio.

Para la diputada socialista, es un abuso más de la mayoría absoluta del PP, con el agravante de que se utiliza al presidente del Congreso, “que ha decidido incumplir el Reglamento de la Cámara y ha puesto sus funciones al servicio de la operación que quiere perpetrar el PP”, afirmó.

Según la dirigente del PSOE, Posada “se ha extralimitado en sus funciones” por no respetar a la Mesa del Congreso, y no cree que haya ninguna justificación para “la urgencia” inventada por el PP en esta materia.

La batalla política, jurídica y parlamentaria se juega el 29 de septiembre, porque no hay más tiempo en esta legislatura. Sólo dos días después de las elecciones en Catalunya.