Publicado: 18.07.2016 20:19 |Actualizado: 18.07.2016 21:50

Podemos tiende la mano a Sánchez para frenar a Ana Pastor en la Cámara Baja, pero el PSOE lo rechaza

Los socialistas descartan negociar con independentistas y reconocen que es complicado mantener la Presidencia del Congreso

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6
Comentarios:
h

El PSOE no va a hacerse "ilusiones" con que el exlehendakari, Patxi López, mantenga la Presidencia del Congreso. /EP

MADRID.- Un "acuerdo de reciprocidad" es lo que ha propuesto Podemos al PSOE para conseguir arrebatarle al PP la Presidencia del Congreso y la mayoría de la Mesa de esta Cámara. Ese acuerdo consiste en que ambas formaciones se comprometan a apoyar en la segunda vuelta de esa votación al candidato que consiga más respaldo en la primera votación. No obstante, el partido de Pedro Sánchez ha rechazado la propuesta porque solo van a votar a su candidato, Patxi López, según han dicho.

Este acuerdo implicaba que si el candidato del PSOE a presidir el Congreso conseguía más votos que el que apoya Unidos Podemos, el portavoz de En Comú Podem, Xavi Domènech, los diputados morados y sus socios votarían al socialista en la segunda vuelta; y al revés, si era el catalán el que sumaba más apoyos, el partido de Pedro Sánchez debería respaldar al líder de la confluencia catalana.




Podemos era consciente de que para que este acuerdo cumpliera su objetivo -arrebatarle al PP la Presidencia de la Cámara- era imprescindible conseguir también los apoyos de las fuerzas catalanas y vascas, ya que si se abstienen, la suma de PSOE y Unidos Podemos más las confluencias no superaba la de PP y Ciudadanos, que ya han cerrado un acuerdo.

Por ello, la formación de Pablo Iglesias llevaba trabajando junto a En Comú Podem desde la semana pasada para tratar de conseguir el voto afirmativo de ERC y de CDC, dispuestos incluso a ofrecerles un puesto en la Mesa del Congreso como recompensa por desequilibrar la balanza y evitar que PP y Ciudadanos se hagan con la mayoría en el órgano de gobierno de la Mesa.

Ahora con el 'no' del PSOE a firmar este acuerdo, Podemos no asegura su voto a López en el caso de que tenga más apoyos que Domènech. Según ha explicado Íñigo Errejón, lo decidirán en el momento en el que se confirme esa circunstancia si es que se da, porque Podemos va a seguir intentado sumar el apoyo de las fuerzas catalanas.

Ni con Podemos ni con los nacionalistas

Por su parte, el PSOE descarta negociar con formaciones independentistas la composición de la nueva Mesa del Congreso y, por ello, asume que será muy difícil que Patxi López pueda seguir de presidente de la Cámara Baja, ya que en esta ocasión el PP y Ciudadanos han unido fuerzas.

Antonio Hernando, portavoz del grupo Socialista en el Congreso, ha reconocido que los socialistas no se pueden hacer "ilusiones" de que el exlehendakari mantenga la Presidencia como ha propuesto el PSOE, porque, después de que el PP y Ciudadanos hayan cerrado un acuerdo para la Mesa, no bastaría la suma de socialistas y Unidos Podemos para arrebatársela y necesitarían también a los independentistas de Esquerra y de Convergència.

El PP y Ciudadanos suman en total 169 escaños, frente a los 156 del PSOE, Podemos y sus confluencias. Para superar a Ana Pastor, la candidata de Rajoy a presidir el Congreso, tanto ERC como DCD deberían apoyar a Patxi López. "El PSOE no negoció con los independentistas después de las eecciones del 20 de diciembre y tampoco va a negociar ahora con estas formaciones catalanas", ha asegurado Hernando.

Asumiendo que finalmente López no va a ser presidente, el PSOE se centrará en mantener dos puestos en la Mesa: una Vicepresidencia, para la que han propuesto a la presidenta del PSOE, la andaluza Micaela Navarro, y una Secretaría, a la que presentarán al castellano-leonés Juan Luis Gordo.