Publicado: 27.03.2014 19:01 |Actualizado: 27.03.2014 19:01

El PSOE reclama cambiar el nombre de la ley de "desindexación", que no figura en el diccionario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE ha solicitado que se cambie el nombre del proyecto de ley de desindexación de la economía española porque en su definición incluye un término que "no existe" y que no figura en el Diccionario de la Real Academia Española. Así lo ha anunciado el diputado socialista y exministro de Trabajo Jesús Caldera quien ha actuado como portavoz de su grupo en el debate de totalidad de la citada norma, que este jueves arranca su tramitación en la Cámara Baja.

"Lo primero que debemos hacer es cambiar el título de la ley. Desindexación no existe en español y deberíamos ser rigurosos. Estamos hablando de no indexación, el otro concepto no existe", ha avisado Caldera desde la tribuna de oradores del hemiciclo. El diccionario de la Real Academia de la Lengua sí recoge la palabra 'indexar', que significa "hacer índices" y "registrar ordenadamente datos e informaciones, para elaborar su índice", pero no 'desindexar'. Con su proyecto, el Gobierno prevé acabar con la actualización automática de precios públicos en función de un índice concreto, en este caso el IPC.

También el portavoz del PSOE en la Comisión de Medio Ambiente, José Luis Ábalos Meco, ha criticado que incluso desde el Gobierno se den "patadas al diccionario". En declaraciones a Europa Press, el diputado valenciano se ha quejado de que el Ejecutivo utilice adrede términos que nadie entiende, lo que se une, a su juicio, a su habitual tergiversación.

Sin embargo, la propuesta del PSOE para cambiar el nombre de la ley no ha tenido eco en el Grupo Popular. Su diputada María Arenales Serrano ha admitido que "desindexación" es un "término novedoso". "Ni siquiera existe el nombre en el diccionario de la Real Academia Española, pero alguna vez tiene que ser la primera", ha afirmado. Tampoco ve ningún problema en que se tramite una ley con que incluye en su título una palabra inexistente el presidente de la Comisión de Cultura del Congreso, Juan Manuel Albendea.