Público
Público

El PSOE reconoce su corresponsabilidad en la crisis económica y política de estos años

"El proyecto socialdemócrata: una sociedad justa en una democracia fuerte" es el título del documento de 8 folios redactado por el "consejo de sabios" del partido para emprender un nuevo rumbo y trabajar por una mayor democratización de la socialdemocracia española

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6
Comentarios:

Imagen de Archivo: Siglas del PSOE

MADRID.-  Tras meses de crisis interna el PSOE decide reunir al "consejo de sabios" formado por veteranos y jóvenes socialistas con el objetivo de renovar el partido, tan dañado por el "casi-sorpasso" de las pasadas elecciones. El "consejo de sabios" admite en el documento que le ha sido encargado por la gestora, que sobre el partido pesa parte de la responsabilidad de las distintas crisis que afectan a España. 

El documento, recogido por Huffington Postelaborado por los "sabios" del socialismo en el que la pregunta principal es un inmenso "¿qué nos ha pasado?". Una pregunta que se hacían muchos españoles, en concreto, votantes o antiguos votantes del PSOE, unas siglas que ya no parecían reconocerse. 

La discusión interna  ha estado activa durante un tiempo en el que se han destacado "la pérdida de porosidad para el talento y las ideas, la endogamia" además de la incapacidad de dar respuestas a su electorado. 

El documento que encargó la gestora encabezada por Javier Fernández se titula "El proyecto socialdemócrata: una sociedad justa en una democracia fuerte"  y no supera las 10 páginas. En la valoración del proyecto han participado en la valoración Ramón Jáuregui, Rosa Conde, Matilde Fernández, Ignacio Urquizu, José Andrés Torres Mora, Rafael Simancas, Luz Rodríguez y Eduardo Madina, entre otros.

El documento no se elevará al Comité Federal para evitar debates y confrontaciones

A pesar de haber sido designado por la gestora, el documento no se elevará al Comité Federal del próximo sábado para evitar debates y confrontaciones. El partido socialista admite la necesidad de un nuevo contrato social para poder alcanzar una sociedad más justa y de un partido más abierto. 

El PSOE reconoce su corresponsabilidad en la crisis económica, política, social e institucional de estos años explicando que "el Partido Socialista no ha sido ajeno a estas múltiples crisis". La incongruencia o el distanciamiento del electorado de los que se ha acusado al PSOE pueden deberse, como reconocen los socialistas a un discurso "cada vez más ambicioso en sus promesas y más modesto en sus logros"

"No resultaría creíble -explica el documento del partido tachado de endogámico- para nuestro proyecto político que aquello que queremos para la sociedad, no lo queramos para nuestra organización. Si aspiramos a una sociedad donde el mérito y la capacidad sean ingredientes importantes, nuestra organización también debe regirse por estos principios. Si ante los cambios o nuestras propias debilidades mostramos una actitud defensiva, nos estaremos equivocando".

El partido se marca como propósito para el nuevo año abrirse al electorado y corregir las conductas que han llevado a la crisis interna manteniendo las fortalezas de un partido socialista que promete una mayor democratización.