Público
Público

PSOE Sánchez cierra con Díaz vía WhatsApp la primera ronda de acercamiento a los barones

El líder del PSOE ha encontrado receptividad por superar las diferencias y hacer “un buen Congreso”.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Susana Díaz y Pedro Sánchez. EFE/Archivo

La mañana de este viernes, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha cerrado con Susana Díaz una primera ronda de contactos con todos los secretarios generales del partido de cara a los preparativos para el 39º Congreso Federal y, sobre todo, para intentar superar las diferencias y disputas que se evidenciaron en el proceso de primarias.

Sánchez ha dejado para el final a su principal competidora para la Secretaría General del PSOE, Susana Díaz, con la que ha intercambiado vía WhatsApp varios mensajes esta mañana. Lo poco que ha trascendido de su contenido es que han sido cordiales y ambos han quedado en volver a hablar en breve, aunque no han concretado si será vía telefónica o en una reunión personal.

Antes de Díaz, Sánchez se reunió en Ferraz con el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y también el pasado miércoles comió con Guillermo Fernández Vara, a petición del presidente de la Junta de Extremadura. Vara ha declarado que fue una reunión positiva, donde dedicaron “cinco minutos a hablar el pasado, y dos horas y media para hablar del futuro del PSOE”. Además, apuntó que hubo muchos puntos de encuentro entre ambos dirigentes.

El líder extremeño, pese a ser uno de los más críticos con Sánchez durante toda la campaña de las primarias, ha sido el primero en admitir su victoria y ponerse a disposición plena del secretario general.

Además, Sánchez ha mantenido un encuentro con otro de sus rivales en las primarias, Patxi López, con el que también hubo sintonía y deseos de integración y, sobre todo, de conseguir una unidad interna real, como ha venido clamado durante toda la campaña el ex lehendakari vasco. Es más que probable que el propio Patxi o sus hombres de confianza –Óscar López o Rodolfo Ares- estén en la dirección que tiene que conformar el nuevo secretario general.

Además, según fuentes de la dirección socialistas, Sánchez también ha habado vía telefónica o vía mensajes con el resto de secretarios generales, incluidos los más críticos, como Ximo Puig, Javier Lambán o el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, con quien conversó brevemente por teléfono y han quedado en reunirse en los próximos días.

A todos ellos, Sánchez les ha esbozado los planes que tiene para el Congreso y para el partido, y su deseo de que el 39º Congreso conduzca al partido a una integración y un unidad franca, que acabe con las luchas internas que llevan laminando al PSOE desde el Congreso de Sevilla.

Según fuentes cercanas a Sánchez, el secretario general se muestra más que satisfecho de esta primera ronda de contactos, en la que considera que los barones han mostrado una actitud positiva y de colaboración.

No obstante, el propio secretario general sigue siendo consciente de que quedan muchas diferencias que limar a nivel de proyecto político y de modelo de partido, que conllevarán sus debates internos y donde aparecerán diferencias.
Sin embargo, según fuentes cercanas a Sánchez, confían en que todo ello se irá puliendo en las dos semanas que aún restan para el inicio del Congreso. Pero, sobre todo, ponen en valor que en esta primera ronda parece que se está reconstituyendo la confianza.