Público
Público

PSOE Sánchez vaticina que las otras candidaturas llevarán al PSOE a ser la tercera fuerza

Acusa a Podemos de estar más pendiente de que los socialistas no gobiernen que de que lo haga la derecha

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 6
Comentarios:

Pedro Sánchez, en un acto con Ian Gibson en Madrid este lunes. EFE/Chema Moya

Tras meses sin conceder una entrevista, el precandidato socialista Pedro Sánchez rompió su silencio en Telecinco, horas antes de que este martes haga oficial su presentación al proceso en la sede socialista de Ferraz, para vaticinar abiertamente que sólo su proyecto para el PSOE devolverá al partido a ser la alternativa al PP, a la vez que indicó que el triunfo de las otras dos candidaturas podría conducir al partido a ser la tercera fuerza política en este país.

Sánchez indicó que este dilema es el que estará en juego el próximo 21 de mayo en las elecciones primarias del PSOE, "y no es que lo diga yo", apuntó, "lo dicen todas las encuestas, que lo que se está jugando es si el PSOE quiere ser la primera fuerza política de este país, o la tercera fuerza, porque es nuestro proyecto claramente el preferido por los votantes socialistas", insistió. Por ello, negó las tesis de los que quieren diferenciar entre militantes y votantes, y aseguró que, en su opinión, todos quieren lo mismo: “Ser de izquierdas, ser coherentes y ser creíbles”, lo que aseguró que es lo que representa la candidatura que él encabeza.

Sánchez insistió que, para la mayoría de los votantes y militantes, el PSOE ha quedado "en tierra de nadie" tras la abstención en la investidura de Mariano Rajoy y tras haber facilitado un nuevo gobierno del Partido Popular. En su opinión, dicha mayoría quiere que el PSOE recupere sus señas de identidad, "y no se trata de dar un giro a la izquierda, sino de ser el partido de la izquierda", añadió.

Con total convicción, Sánchez indicó que esa mayoría quiere que "el PSOE renazca, se refunde, vuelva a liderar la izquierda de este país y pueda vertebrar un cambio de regeneración social y política. Necesita un PSOE que sea la alternativa al PP". Por ello, una y otra vez censuró durante la entrevista el apoyo a Rajoy que dieron los dirigentes de su partido para que fuese presidente del Gobierno y que, en su opinión, no ha hecho cambiar nada en este país. En este sentido, apuntó que estas primarias en el PSOE son una oportunidad para que la militancia sea oída sobre qué opina sobre esa decisión.

En cuanto al enfrentamiento interno, el precandidato socialista indicó que está convencido de que el ejercicio que va a hacer el PSOE de democracia interna "es el camino para reconstruir la unidad socialista que se ha perdido entre militantes y dirigentes". Por ello, prometió absoluta lealtad con el resultado, sea cual sea, y, en el caso de ganar, indicó que aspira a ser el secretario general de los 200.000 afiliados del partido. "Nadie mejor que yo sabe lo que significa estar cuestionado a nivel interno, y yo eso no lo quiero".

Además, negó algunas acusaciones lanzadas desde las otras candidaturas de haberse "podemizado", en referencia a querer acercar al PSOE a los postulados de Podemos. Sánchez se limitó a recordar que no es actualmente presidente del Gobierno, precisamente, por Pablo Iglesias y Podemos. Además, renegó de las políticas que está practicando esta formación política y puso como ejemplo el autobús sobre la llamada "trama" que empezó el lunes a circular por Madrid como una iniciativa de esta formación política, en la que incluye en la misma denuncia al expresidente del Gobierno Felipe González.

Sánchez salió en defensa del mandatario socialista y consideró que se pueden denunciar tramas de corrupción, pero sin insultar la honorabilidad de un expresidente. Y añadió: "Pero hay una izquierda que parece estar más pendiente de que la izquierda no gobierne en este país que de que gobierne la derecha".