Público
Público

PSOE Susana Díaz traza su propio rumbo para un PSOE andaluz paralelo al de Pedro Sánchez

La ponencia política que se someterá a discusión en el 13 Congreso regional, a la que ha tenido acceso 'Público', marca distancias con el federal en su estrategia de acercamiento a Podemos y se descuelga del modelo plurinacional de España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, en un invernadero durante su visita hoy al Complejo Social San Buenaventura de la asociación Paz y Bien de Alcalá de Guadaira (Sevilla). /EFE

La dirección del PSOE de Andalucía trabaja ya con el borrador de la ponencia marco que se someterá a discusión en el 13 Congreso regional del partido, del 29 al 30 de julio en Sevilla. El documento, al que ha tenido acceso Público, sintetiza en 42 páginas un balance de la situación actual del PSOE y del Gobierno andaluz, sus debilidades y fortalezas, su modelo de país, y las propuestas para reflotar el proyecto socialista en las próximas elecciones autonómicas y municipales de 2019.

La ponencia marco del PSOE de Susana Díaz bebe mucho de la propuesta política que originariamente iba a defender Eduardo Madina en el 39 Congreso federal del partido, antes de que Sánchez derrotara a la andaluza y los suyos enmendaran aquel texto de arriba abajo. Mucho del análisis que hizo Madina respecto a la situación de debilidad electoral del PSOE y la crisis de la socialdemocracia, así como las fórmulas que se plantean para la “reconstrucción” del proyecto socialista se repiten en este documento.

Por ahora, se trata de un “texto abierto” que aún puede enriquecerse con las aportaciones de las asambleas locales y de los militantes antes de remitirlo a los miembros del comité director, máximo órgano de decisión entre congresos, para que presenten enmiendas. Sin embargo, el borrador actual trasluce ya una clara intencionalidad por parte del PSOE de Susana Díaz de esquivar todos los asuntos que aún generan discrepancias con la dirección federal. Por ejemplo, la definición de España como “Estado plurinacional”, un término heredado de Podemos que Pedro Sánchez incluyó en el vocabulario político del nuevo PSOE federal, pero que la presidenta andaluza ha preferido dejar fuera de este documento.

Díaz ha trazado su camino en positivo: no remarca sus diferencias con Sánchez, pero sí mantiene un discurso “autónomo”

Susana Díaz ha trazado un rumbo propio para su federación, no a costa de remarcar sus diferencias con Sánchez, como hacía antes de las primarias, pero sí manteniendo un discurso “autónomo”. Una de las diferencias más significativas que aparecen en la ponencia marco, y que admite la propia ejecutiva regional, es la posición crítica y combativa que defiende el PSOE andaluz respecto a Podemos. Los puentes entre estas dos formaciones están rotos casi desde el inicio de la legislatura, y así seguirán hasta los próximos comicios. Díaz se desmarca de la estrategia de alianzas de Pedro Sánchez, más proclive que la sevillana a llegar a acuerdos con Pablo Iglesias (el primer líder con el que se ha reunido). En su lugar, dibuja a la formación morada (sin mencionarla) como un partido “populista”, “radical”, “inútil”, “demagogo”, “oportunista” y “más dado al espectáculo político que a las ideas reales”.

Susana DÍaz y Pedro Sánchez posan en la sede socialista de Madrid, tras conocerse los resultados de las primarias de junio. EFE/Javier Lizón.

En el PSOE andaluz entienden que su posición respecto a Podemos no puede ser la misma aquí que en Madrid, porque aquí los socialistas gobiernan, no necesitan el respaldo de la formación morada (la Junta se sustenta en un acuerdo estable con Ciudadanos), y además el grupo que lidera Teresa Rodríguez es visto más como una amenaza que como una oportunidad para desarrollar las políticas de izquierdas. “El PSOE de Andalucía se presenta como organización autónoma que aspira a la mayoría electoral, con una capacidad demostrada de diálogo político sin miedo a la cultura del consenso”, reza la ponencia marco, para luego explicar por qué se ha “huido y rechazado la radicalidad y cualquier confluencia que acaba denotando la debilidad de sus actores políticos”, poniendo como ejemplo la “fagocitación” que IU y el PCA han sufrido por parte de Podemos.

Díaz defiende que su Gobierno aplica políticas progresistas y cumple las promesas electorales del PSOE, pese al pacto con una formación liberal, Ciudadanos

Díaz defiende que su Gobierno aplica políticas progresistas y cumple las promesas electorales del PSOE, que no se han visto resentidas por su pacto con una formación liberal, como Ciudadanos. “El PSOE-A ha demostrado que es capaz de ganar y pactar. Esa capacidad de acuerdo no implica renuncia”, reza el texto. La presidenta andaluza no sólo no ve necesario tender puentes con Podemos, sino que lo considera contraproducente. “La solución no pasa ni por el debilitamiento de la voluntad popular, ni tampoco por los nuevos populismos de corte caudillista que pretenden representar en exclusiva a la ciudadanía, sorteando los contrapoderes que funcionan y garantizan la eficacia del Estado Social y Democrático de Derecho que nos hemos otorgado”, avisa.

Federalismo vs. Plurinacionalidad

En las 42 páginas no aparece por ninguna parte el concepto de Estado plurinacional, ignorado deliberadamente por el PSOE andaluz. Pero Díaz no aborda de perfil el debate territorial, al contrario, desarrolla aquí una defensa férrea del Estado de las autonomías y del principio de igualdad entre territorios que inspiró el 28F. Para la presidenta andaluza, la referencia del debate territorial sigue siendo la Declaración de Granada, el documento que los socialistas se dieron en 2013 para defender un Estado federal, sin asimetrías y preservando la igualdad de todos los españoles.

"El federalismo debe ser el modelo definitivo de nuestra organización territorial"

La nueva dirección federal del PSOE cree que la Declaración de Granada quedó “superada” por el debate del Congreso federal del que salió elegido Pedro Sánchez, sin embargo, los socialistas andaluces se resisten a hacer suyo ese nuevo vocabulario político. “Andalucía en España, desde que alcanza el autogobierno, ha sido la garante de la igualdad. En tiempos más recientes, el PSOE-A lideró dentro del socialismo español la reflexión política sobre las soluciones a la cuestión territorial marcada por los sentimientos identitarios y un imperfecto modelo de financiación autonómica. El PSOE-A se proclama federalista (…) El federalismo debe ser el modelo definitivo de nuestra organización territorial”, dice la ponencia política.

Es en este punto, donde el PSOE de Andalucía vuelve a hacer valer su peso dentro del partido, reclamando más atención por parte de la dirección federal. “A nadie extraña que nuestra voz deba ser tenida en cuenta en el conjunto de nuestro partido federal, sobre todo cuando hemos sido el principal gobierno autonómico socialista ante una mayoría arrolladora del Partido Popular en el Gobierno de España”, advierte el documento.

En el plano orgánico, el borrador no se separa mucho de las decisiones adoptadas en el 39 Congreso federal del PSOE, donde se redefine la estructura del partido tratando de hacer compatible la elección directa del secretario general con la democracia representativa y el peso de los órganos de control y decisión de la formación. Los socialistas andaluces han adaptado las nuevas normas del modelo federal a los estatutos del partido a nivel regional, aunque también rescatan propuestas que Díaz llevó en su programa de las primarias (como la figura del Defensor de la Militancia o los Consejos de la Mujer).

En cuanto a propuestas de Gobierno, el texto andaluz es muy parco en promesas. Todo el documento bebe del programa electoral con el que el PSOE concurrió a los últimos comicios.