Publicado: 13.01.2014 17:22 |Actualizado: 13.01.2014 17:22

El PSOE teme que el PSC no pueda garantizar su unidad en el Parlament

Rubalcaba expresa ante la Ejecutiva su preocupación ante la votación del próximo jueves sobre las competencias para celebrar la consulta. El sector soberanista de los socialistas catalanes amenaza con abstenerse a pesar del 'no

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni las encuestas, ni las primarias. Uno de los asuntos que más preocupa al PSOE en la semana en la que por fin va a poner fecha a los procesos de elección de sus candidatos es Catalunya y, en concreto, la situación interna de su partido hermano, el PSC. Así lo ha manifestado el propio secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la reunión de la Ejecutiva federal del partido que se ha celebrado este lunes en la sede federal de la calle de Ferraz de Madrid. 

Fuentes asistentes al encuentro han confirmado a Público que el principal temor que ha puesto encima de la mesa el líder de los socialistas durante su intervención es que el próximo jueves pueda volver a quedar de manifiesto la división que existe en el PSC respecto a la consulta soberanista. Ese día el Parlament de Catalunya votará en sesión extraordinaria una iniciativa de CiU exigiendo al Congreso de los Diputados la transferencia de competencias a la Generalitat para que sea esta y no el Gobierno central el que pueda convocar un referéndum, para así poder celebrar el previsto el 9 de noviembre. 

Se da la circunstancia de que cinco de los 20 diputados que los socialistas catalanes tienen en la cámara autonómica amenazan con discrepar del 'no' que ha pedido el equipo del primer secretari, Pere Navarro. Hoy, el portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, expresaba este lunes su pleno convencimiento de que el grupo parlamentario socialista no se dividirá en la votación de este jueves al confiar en la "deportividad" de los diputados del sector más catalanista, Joan Ignasi Elena, Marina Geli, Rocío Martínez Sampere, Àngel Ros y Nuria Ventura. 

No están tan confiados sus socios del PSOE según las citadas fuentes de la Ejecutiva federal. Lo que ha quedado de manifiesto en la reunión de hoy es más bien lo contrario. Que "existe una enorme preocupación sobre si el PSC será capaz de mantener las filas cerradas" en torno al rechazo a la propuesta del president de la Generalitat, Artur Mas. Y es que vaticinan que si los parlamentarios díscolos se abstienen habrá "dos semanas movidas" en el Congreso de los Diputados. 

Los socialistas temen así que una vez quede constatada esa nueva división en el Parlament las fuerzas nacionalistas o las españolistas traten de forzar una nueva votación en Madrid que haga de nuevo reflejar la diferencia de criterios del Grupo Socialista, como ya ocurrió en dos ocasiones el año pasado. Precisamente, quienes han acudido hoy a la Ejecutiva del PSOE explican que Rubalcaba ha recordado que la semana pasada, cuando una delegación de la dirección federal viajó a Barcelona para reunirse con otra del PSC, a lo que se comprometieron ambos partidos fue a "intentar mantener un mismo criterio" a partir de ahora y para siempre en todas las cuestiones referidas a Catalunya. 

En noviembre, más del 80% de los miembros del Consell Nacional del PSC votaron no sumarse al acuerdo que CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP alcanzaron sobre cómo llevar el debate soberanista al Congreso, mediante la reclamación al Estado de transferir a la Generalitat la facultad de convocar referéndums. Esto fue interpretado como un triunfo de las tesis de Ferraz en contra del derecho a decidir que podría quedar esta semana cuestionado de nuevo si se refleja una nueva discrepancia interna en el Parlament.