Publicado: 16.03.2016 20:19 |Actualizado: 16.03.2016 23:00

El PSOE ve desbloqueadas las negociaciones con la izquierda para formar Gobierno

Los socialistas creen que se abre una “segunda fase”, aunque siguen apostando por un acuerdo trasversal en el que esté Ciudadanos

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario de Organización, César Luena, en el Congreso. / EFE

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el secretario de Organización, César Luena, en el Congreso. / EFE

MADRID.- En apenas 24 horas, lo que parecía una quimera se ha conseguido con la mayor de las facilidades, aunque a nadie se le escapa que ha habido muchos contactos encubiertos para despejar los caminos. Pero el PSOE ha desbloqueado las negociaciones con todo el arco de izquierdas del Parlamento para formar Gobierno, sin que parezca que se resienta mucho su pacto con Ciudadanos.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, tras intercambiar mensajes y llamadas, han acordado reunirse por segunda vez desde que se inició el proceso para formar Gobierno. Será, casi con toda probabilidad, a principios de la próxima semana. Y, en dicha reunión, no estará el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, una condición que siempre impuso el líder de Podemos.

Entre ambos, se mantienen aún muchas diferencias, pero han acordado intentar abrir nuevas vías de diálogo y negociación, que en principio será exclusivamente entre ambos líderes y sin comisiones negociadoras.

Pero, además, los socialistas lograron la mañana del miércoles reunir a los grupos de Ciudadanos y Compromís para reiniciar una negociación basada en el documento acordado de cara a la investidura. El avance mayor conocido es que se seguirán reuniendo “a tres” para intentar profundizar en un acuerdo, sin vetos ni líneas rojas, con el compromiso de intentar que no haya nuevas elecciones.

Y, finalmente, este jueves, volverán a reunirse los equipos negociadores de PSOE e IU-UP en solitario, también con la intención de buscar un acuerdo. Según fuentes socialistas, Ciudadanos está informado de que esta reunión será bilateral para intentar volver a abrir puentes de contactos con la formación de Alberto Garzón y, sobre todo, porque IU-UP siempre se ha negado a sentarse con Ciudadanos.



Fuentes socialistas manifestaron a Público su satisfacción por haber entrado en los que ellos denominan una “segunda fase” después de muchos días de bloqueo desde la investidura fallida de Pedro Sánchez.

El PSOE, para ello, ha tenido que renunciar al acuerdo con Ciudadanos de negociar con el resto de partidos siempre juntos. Los socialistas lo han hablado con el partido de Rivera y creen que entienden que es importante avanzar en estas nuevas negociaciones, más allá de que estos días escenifiquen cierto malestar.

No obstante, los socialistas aseguran que siguen defendiendo el acuerdo con Ciudadanos y no ocultan que se sienten “cómodos” con el partido de Albert Rivera. De hecho, la postura del PSOE es inamovible en el sentido de que si hay una segunda investidura, deberá contar con un apoyo denominado trasversal de las “fuerzas del cambio”, y ahí siempre incluyen al partido naranja.

El optimismo en las filas socialistas es alto por distintos factores internos y externos, y creen factible que Sánchez lo vuelta a intentar, ya con plenas garantías de ser investido presidente del Gobierno. Eso sí, admiten que aún será largo, duro y difícil.