Publicado: 01.05.2014 19:00 |Actualizado: 01.05.2014 19:00

El PSOE vuelve a apelar al voto útil: "Frenar a la derecha sólo es posible apoyándonos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No hay más alternativa a la derecha que la suya, porque es la única capaz de llegar al poder. A las puertas de la campaña electoral, el PSOE vuelve a lanzar esa idea, esa apelación al voto útil, y lo hace tratando de salir de uno de sus peores momentos en cuanto al respaldo popular se refiere, y en plena crisis de imagen ante los votantes de izquierdas. Durante los mítines electorales previos a las elecciones europeas del 25 de mayo, el principal partido de la oposición tratará así de contrarrestar las sospechas lanzadas desde formaciones como IU acerca de la conformación de una gran coalición PP-PSOE y sobre la supuesta existencia de facto de dicho pacto en la Unión Europea.

Los socialistas a quienes en los comicios encabezará su vicesecretaria general, Elena Valenciano, no ven más opciones más allá de la socialdemocracia o la derecha en el primer proceso electoral de la historia de la UE en el que se podrá elegir al presidente de la Comisión Europea, máximo órgano de gobierno de los 28. "Sólo hay dos personas que pueden serlo" a juicio del PSOE: el candidato común de todos los partidos socialdemócratas europeos, el alemán Martin Schulz, o el candidato del PP europeo, Jean-Claude Juncker. 

En la Guía de Campaña (ver PDF) de las elecciones, a la que ha tenido acceso este diario, hay numerosas referencias en ese mismo sentido. Así, el partido que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba considera que "sólo una mayoría socialdemócrata puede garantizar que el sueño de la unidad de Europa no se destruya". Advierte, además, que la obligación del PSOE en campaña será "convencer a los españoles de que lo más conveniente en estas elecciones es hacer que cambie Europa con una nueva mayoría y un nuevo gobierno". 

A juicio del equipo de Valenciano, "frenar a la derecha" —una de las razones por las que creen necesario votar al PSOE— es "sólo posible apoyando a los socialistas europeos, porque la única alternativa es que sigan mandando en Europa los que lo han hecho hasta ahora: Merkel y sus seguidores (entre ellos Rajoy), la Troika o los especuladores financieros". Todos ellos son, según los socialistas, "los que no han parado de hacer daño a España y a los españoles, como a todos los pueblos del sur de Europa, por proteger sus propios intereses".

El PSOE está convencido de poder ganar al PP el próximo 25 de mayo. "Las elecciones europeas de 2009 fueron las primera que los socialistas perdimos después de varios años de victorias; y las de 2014 pueden ser las primeras que ganemos después de varias derrotas", afirma. Vislumbran, por tanto, un cambio de ciclo, ya que consideran que "ganando estas elecciones" no sólo cambiarán "el rumbo de Europa" y servirán "al interés de España", sino que además también empezarán a vencer en próximas citas electorales.

Para ello dicen contar con un partido "en plena renovación", si bien en el texto evitan hacer cualquier mención a las primarias con las que en noviembre los socialistas darán con su próximo candidato a la Moncloa. Insisten en que el PSOE "se ha rearmado" con un "proyecto político nuevo y moderno": "El proyecto socialista para el siglo XXI que salió de nuestra Conferencia Política", apuntan. También ponen en valor a la propia Valenciano, "una dirigente ligada a los problemas de las personas concretas que lo están pasando mal, valiente en sus propuestas (...) y una incansable defensora de los derechos de las mujeres y de la igualdad".

El documento reclama el voto de quienes les respaldaron en su primera gran derrota de las elecciones generales de 2011 —"en las circunstancias más difíciles para nuestro partido", dicen— pero también el de quienes no les votaron "porque creyeron de buena fe que en ese momento había que buscar otras soluciones". Les piden, de nuevo, esa "misma buena fe" para lograr "un Gobierno socialista en Bruselas".