Publicado: 17.09.2015 23:38 |Actualizado: 17.09.2015 23:38

El PSOE y Podemos se entienden
en las autonomías

Casi tres meses después de la formación de cinco gobiernos autonómicos socialistas por el apoyo del partido de Pablo Iglesias, la cohabitación es cómoda

Publicidad
Media: 2.63
Votos: 8
Comentarios:
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al secretario regional de Podemos, José García Molina. /EFE

El presidente de Castilla-La Mancha, García-Page, junto al secretario regional de Podemos, José García Molina. /EFE

MADRID.- Han pasado ya casi tres meses de la formación de cinco gobiernos autonómicos con presidentes socialistas (Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura, Valencia y Aragón), gracias a los votos de los diputados de Podemos, y la cohabitación entre ambas formaciones políticas para los barones del PSOE es más que aceptable.

No han trascendido medidas legislativas polémicas en ningún territorio, las primeras leyes se están aprobando por consenso entre el partido en el Gobierno –Podemos no ha entrado en ningún Ejecutivo- y sus apoyos parlamentarios, y los presidentes socialistas no dudan en decir que con la formación que lidera Pablo Iglesias, “se entienden”.



Curiosamente, parece que quien más cómodo se encuentra es el presidente castellano-manchego, Emiliano García Page, quien ha encontrado gran conexión política con los parlamentarios de Podemos que le dieron la Presidencia para echar a María Dolores de Cospedal.

García Page, que tiene mucha experiencia política, negocia constantemente con Podemos y sus iniciativas políticas están saliendo todas adelante sin mayores problemas. Fuentes cercanas al presidente castellano-manchego ironizan que hay tanta sintonía que en la próxima legislatura “se integran, y vamos juntos”.

Lo mismo ocurre en Extremadura, donde Guillermo Fernández Vara está muy consolidado al frente del Gobierno extremeño, pese a los problemas que ha tenido que afrontar: la difícil situación económica en la que dejó José Antonio Monago las finanzas extremeñas, y el terrible incendio en la comarca de Gata.

Fuentes cercanas a Fernández Vara apuntan que no es lo mismo que cuando tuvo mayoría absoluta y admiten que los diputados de Podemos son exigentes y tienen sus ocurrencias –la última, pedir acelerar pagos sociales y, hasta que no se hagan, que no cobrasen los diputados-, pero prima la voluntad de diálogo y entendimiento por ambas partes.

La "paciencia" de Lambán

Parece que en Aragón es donde Javier Lambán sufre más. Comentan dirigentes cercanos al presidente aragonés que Pablo Echenique es como “la gota Malaya” y que le cuesta llegar a acuerdos, pero tampoco peligra la estabilidad del Ejecutivo. “Lambán tiene mucha paciencia”, dice una dirigente socialista.

Como en Aragón, donde el PSOE es apoyado por otras fuerzas políticas además de Podemos, tampoco parece que haya falta de entendimiento ni en Baleares ni en Valencia. Francina Armengol lleva un inicio de legislatura muy tranquilo, comparado con lo que le pasó al último dirigente socialista Francisc Antich en sus dos legislaturas como presidente en las islas. Y Ximo Puig admite que ve su Gobierno muy sólido y afianzado en estos meses. Ni con Compromís ni con Podemos ha encontrado ni graves problemas ni discrepancias. “El PSOE está desarrollando su programa, y a veces nos pasan con sus propuestas por la derecha”, comentó un asesor de Puig.

Tranquilidad por las generales

Eso sí, los presidente autonómicos socialistas consultados por Público admiten que el periodo de tranquilidad está muy vinculado a las elecciones generales –“hasta entonces, Podemos no se moverá”, admite un barón socialista- y tienen sus temores ante la inminente aprobación de sus primeros Presupuestos, aunque confían en su aprobación.

Nadie quiere hacer paralelismos ante la posibilidad de que pueda darse la misma situación política tras las elecciones generales, es decir, un Gobierno del PSOE facilitado con los votos de Podemos, aunque no entre en el Ejecutivo. Pero todos los dirigentes consultados, pese a todos los fantasmas que se dibujan sobre la formación de Pablo Iglesias, admiten que hasta ahora está siendo fácil el entendimiento político entre los dos partidos.