Publicado: 06.10.2015 15:35 |Actualizado: 06.10.2015 15:35

PSOE y PSE se enzarzan por el “cupo vasco”

Idoia Mendía responde a Susana Díaz que “no supone ningún privilegio” y considera “normal” que en Valencia y Andalucía “no sepan el sistema”

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:

MADRID.- En las filas del PSOE se ha reabierto la polémica por la revisión del denominado “cupo vasco” —la aportación anual que realiza el País Vasco al Estado en concepto de gastos generales por las competencias no transferidas—, cuando se está pendiente de la renegociación del sistema.

Se podría decir que fue el propio secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien encendió la mecha al asegurar recientemente que dicho cupo “se debe modificar y actualizar”, aunque precisó que no hay que cambiar “su esencia”, algo que defienden los socialistas y que está en la propia Declaración de Granada.



Pero la presidenta de Andalucía, Susana Diaz, fue un paso más allá y pidió que se modulara porque, en su opinión, los vascos “están recibiendo más dinero que otras comunidades autónomas para el pago de servicios públicos”, dijo. Díaz, en una entrevista en Onda Cero, no cuestionó el modelo del “cupo”, pero dijo que hay que oponerse “a los privilegios”.
A estas manifestaciones se ha sumado el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, quien además también ha pedido revisar también el sistema de la Comunidad Foral de Navarra.

Los partidos vascos, en especial el PNV, han mostrado su indignación por estas apreciaciones y han instado al Partido Socialista de Euskadi (PSE) a que desautorizara estas palabras. El PSE no ha llegado a tanto, pero sí ha mostrado su malestar con los “barones” socialistas.

Así, la secretaria general del PSE, Idoia Mendía, contestó a Susana Díaz que el sistema de cupo vasco no supone ningún privilegio. Se mostró de acuerdo en revisarlo, pero no con los discursos de que el País Vasco está saliendo beneficiado con el actual sistema que tiene.
Mendía indicó que “es normal que en Valencia o en Andalucía no sepan cómo es concretamente" su sistema, "porque es complejo y muy difícil”, e insistió que el vasco es un modelo de riesgo que, además, “aporta dinero al Estado”.

La dirigente vasca se mostró convencida de que en el PSOE se llegará a una posición interna de consenso, y pidió al PNV que “no haga tantos aspavientos”.