Publicado: 12.01.2016 20:13 |Actualizado: 12.01.2016 20:38

Puigdemont asume el cargo
de President sin prometer lealtad
a la Constitución ni al rey 

El recién investido como 130 President de la Generalitat señala en su toma de posesión que con las "herramientas actuales" el Govern no puede satisfacer las expectativas y las necesidades de la gente. Asegura implícitamente que llevará a la independencia "muy bien" y "no de cualquier manera"

Publicidad
Media: 3.80
Votos: 5
Comentarios:
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas (i), impone la medalla representativa del cargo al nuevo presidente de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont, durante su toma de posesión hoy en el Palau de la Generalitat. EFE/Toni Albir

El expresident de la Generalitat, Artur Mas (i), impone la medalla representativa del cargo al nuevo President de la Generalitat, el independentista Carles Puigdemont, durante su toma de posesión hoy en el Palau de la Generalitat. EFE/Toni Albir

MADRID.- Catalunya ya tiene President. Concretamente, Carles Puigdemont, quien ha prometido ese jueves su cargo en el Palau de la Generalitat “por la voluntad del pueblo de Catalunya, representada en el Parlament” sin prometer lealtad ni a la Constitución ni al rey y cambiando la fórmula de toma de posesión que utilizó Artur Mas (quien sí juró lealtad al rey y a la Constitución).

El President ha evitado pronunciar en todo momento la palabra independencia, pero su discurso ha estado lleno de referencias hacia un nuevo Estado catalán y ha señalado que España "humilla, ahoga financieramente, desatiende y menosprecia" a las instituciones catalanas. 



De esta manera, Puigdemont ha señalado que Catalunya necesita "nuevas herramientas" para poder satisfacer "las expectativas y las necesidades de la gente". En su opinión, con las herramientas actuales el Govern no puede garantizar ni satisfacer "mejores condiciones de vida y trabajo" para los catalanes, el mantenimiento de la "calidad de los servicios públicos" o "la calidad del medio ambiente".

Puigdemont ha insistido en las necesidad de "nuevas herramientas" como una llamada velada a las herramientas que tendría un Estado catalán independiente.

Por todas estas razones, Puigdemont ha insistido en las necesidad de "nuevas herramientas" como una llamada velada a las herramientas que tendría un Estado catalán independiente. 

El President 130 de la Generalitat ha señalado también que el nuevo Govern de Catalunya tiene que explicarse "más y mejor" apuntando a la necesidad de "implicar a más gente" en el proceso. Asimismo, y sin hacer referencia explícita a la independencia de Catalunya una vez más, Puigdemont ha asegurado que quiere culminar el proceso "no de cualquier manera" y sí "muy bien". 

Previamente, Artur Mas, en su discurso de despedida, ha elogiado ampliamente a Puigdemont y ha reprochado al monarca que en el texto del BOE que oficializa su sucesión no usara la fórmula habitual de agradecer los servicios prestados. “Yo sí que os agradezco los servicios prestados, a todos”, ha dicho Mas, que hoy, sin embargo, no era el protagonista. También ha llamado la atención que el retrato de Felipe VI estaba tapado con una cortina de forma que no fuera visible, tal y como ocurrió en la toma de posesión de Artur Mas. 

Colau, acompañada de Llanos de Luna

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha sido el máximo representante del Gobierno en el acto, pero no el único. También ha asistido la delegada del Gobierno en Catalunya, María de los Llanos de Luna, quien ha sido ampliamente abucheada a su llegada al Palau de la Generalitat por el público que se concentraba en los alrededores. 

La ceremonia ha dejado también escenas curiosas como a Ada Colau y Llanos de Luna en asientos contiguos; la escena de Fernández Díaz y la delegada del Gobierno en su sitio siendo prácticamente los únicos que no aplaudían el discurso de Puigdemont o la breve conversación entre Oriol Junqueras y el propio ministro del Interior.