Publicado: 09.11.2016 13:28 |Actualizado: 09.11.2016 13:28

Puigdemont dice que Interior tuvo incidencia "cero" en la orden de detención de la alcaldesa de Berga

El presidente de la Generalitat y la CUP se enzarzan en el Parlament por la detención de Montse Venturós. Los anticapitalistas denuncian que la Conselleria de Interior "no vela por la defensa de los cargos electos catalanes".

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2
Comentarios:
Montse Venturós (izquierda) encabeza la alcaldía más importante en manos de la CUP / @CUP BERGA

Montse Venturós (izquierda) encabeza la alcaldía más importante en manos de la CUP./ @CUP BERGA

BARCELONA.- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este miércoles la actuación de la Conselleria de Interior el viernes pasado cuando agentes de los Mossos detuvieron a la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, en cuya orden de detención el departamento tuvo una incidencia "exactamente cero".

En el pleno del Parlament durante la sesión de control al Govern, ha replicado así las críticas formuladas por la CUP, y ha recordado que la detención fue dictada por orden de un juez que los Mossos d'Esquadra se limitaron a cumplir.



Por el contrario, el diputado de la CUP Benet Salellas ha criticado que la Conselleria de Interior no vela por la "defensa de los cargos electos catalanes", lo que considera un incumplimiento flagrante de la declaración soberanista que la Cámara aprobó hace justo un año.

La detención se produjo el viernes de la semana pasada y entonces los anticapitalistas y el Govern ya evidenciaron posiciones contrapuestas sobre el papel de Interior, pero este miércoles ha sido el primer día que la discusión ha llegado al Parlament.

Salellas ha alegado que el punto 8 de la declaración soberanista, aprobada justo hace un año por el Parlament y anulada luego por el Tribunal Constitucional, establece que el Govern blindará "los derechos fundamentales que puedan estar afectados por decisiones del Estado". La CUP considera que en Berga pasó lo contrario: "Los responsables políticos Jordi Jané —conseller de Interior— y Albert Batlle —director de la Policía— no están actuando con la excepcionalidad de merece el momento".

El mismo día de la detención, los anticapitalistas también fueron críticos con los Mossos, aunque este miércoles Salellas —también abogado de Venturós— ha dicho que quieren dejar "al margen de la polémica la actuación" de la policía catalana y centrarse en sus responsables políticos. Puigdemont, que lamenta la detención de Venturós pero defiende que los Mossos no tenía otra alternativa que aplicarla, ha replicado a la CUP que el Govern "ha estado, está y estará al lado siempre de la defensa de los derechos fundamentales como son la libertad de expresión".

Crítica al Estado

Frente a las críticas a la CUP, ha argumentado que el Govern no podía hacer nada para frenar la detención de Venturós: "Quien ordena una actuación determinada es la autoridad judicial. En una separación de poderes la actuación de la autoridad judicial no está sujeta a criterios políticos".

Puigdemont ha expuesto que el Govern defiende la independencia del poder judicial, pero "no pondría la mano en el fuego" en que también lo hagan otras administraciones, en alusión implícita al Gobierno central, a quien la Generalitat responsabiliza de la detención de Venturós.

El presidente catalán ha pedido a los anticapitalistas que no caigan en "la tentación de meter la mano en la política en la actuación independiente de la policía", y ha defendido que los Mossos procedieron a la detención sin excesos ni abusos.

Tanto Salellas como Puigdemont se han ceñido exclusivamente al tema de Berga, por lo que ni el uno ni el otro han abordado si estas discrepancias pueden afectar a temas sensibles que negocian la CUP y el Govern, como la elaboración de los Presupuestos.