Público
Público

Puigdemont envía una carta a Rajoy para solicitarle "el inicio de las negociaciones" del referéndum

Moncloa ha confirmado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contestará a la carta del presidente catalán y lo hará en la misma línea de lo que ha venido defendiendo estos días, en los que ha emplazado a Puigdemont a presentar su petición de referéndum en las Cortes Generales.  

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Carles Puigdemont junto a Mariano Rajoy en una foto de archivo. EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha enviado este miércoles una carta al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, en la que le solicita "el inicio de negociaciones sobre los términos y las condiciones del referéndum en el que los ciudadanos y ciudadanas de Catalunya podrán decidir con su voto el futuro político del país".

En la misiva, anunciada el martes y a la que ha tenido acceso el presidente catalán le expresa "la máxima voluntad de buscar una solución política pactada y acordada que dé respuesta a la demandas de la ciudadanía de Catalunya" de poder decidir sobre su futuro político.

Por su parte el presidente del Gobierno contestará a la carta que le ha enviado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Fuentes del Ejecutivo han señalado que Rajoy siempre contesta a estas cartas y que hará lo propio en esta ocasión con el presidente catalán. Su respuesta irá en la línea de lo que ha venido defendiendo estos días, en los que ha emplazado a Puigdemont a presentar su petición de referéndum en las Cortes Generales.

Puigdemont defiende que "ha llegado el momento imprescindible para que los dos Gobiernos se puedan sentar a la mesa a dialogar", reclama empezar este diálogo tan pronto como sea posible, y concluye enviando un cordial saludo a Rajoy.

El presidente catalán envía este texto dos días después de pronunciar una conferencia en Madrid en la que reclamó al Gobierno central negociar el referéndum, y donde también advirtió de que la votación se haría con o sin el permiso del Estado.

En la carta, Puigdemont deja por escrito que la voluntad de celebrar esta consulta se ha manifestado de manera reiterada tanto públicamente como "personalmente" al presidente Rajoy, y sentencia que es el momento de abordar la negociación.

Esta es la carta que le ha enviado Carles Puigdemont a Mariano Rajoy. EUROPA PRESS

Asimismo, interpreta que el Gobierno central ha reconocido que "la cuestión catalana es un asunto de Estado que requiere la máxima atención", en alusión al discurso de investidura de Rajoy, cuando afirmó que el proceso soberanista catalán era el reto más grave que tenía planteado España en estos momentos.

Puigdemont adjunta en la carta dos documentos: el acuerdo que aprobó este martes el Gobierno catalán en el que solicita el inicio formal de estas negociaciones, y una moción aprobada recientemente por el Parlamento regional sobre el referéndum.

Se trata de una moción impulsada por el grupo de SíQueEsPot en la que se apuesta por "un referéndum de forma pactada con el Gobierno español" y de acuerdo con los términos que establece la Comisión de Venecia.

La Comisión de Venecia, cuyo nombre formal es Comisión Europea para la Democracia a través del Derecho, es el órgano consultivo del Consejo de Europa en derecho constitucional, está formado por juristas de los Estados y entre sus funciones está pronunciarse sobre la idoneidad de proceso refrendarios.

La Cámara catalana también tiene aprobadas otras mociones en las que los grupos soberanistas muestran su determinación de celebrar un referéndum unilateral si el Estado rechaza la negociación.

Este mismo martes, en el Pleno del Senado, Rajoy afirmó que si Puigdemont lleva su propuesta al Congreso, él mismo acudirá a debatir con él "con mucho gusto", pero para defender el Estado de Derecho frente a la ley de transitoriedad que prepara el Parlament, que considera un "chantaje" y un "disparate".

"Lo que le he dicho al señor Puigdemont es de libro: vaya y dígaselo a los 350 diputados que pueden abrir una posibilidad a su planteamiento, que los convenza. Es bueno y positivo que vaya, a debatir y dialogar", afirmó Rajoy en respuesta a la portavoz de ERC, Mirella Cortès.

Según el Gobierno del PP, la llamada 'Ley de transitoriedad' es una "cacicada" y es difícil encontrar un precedente "tan antidemocrático". Eso sí, no da por terminada la denominada 'Operación diálogo' emprendida por el Ejecutivo para buscar puentes con Catalunya porque el objetivo de su gobierno, alegan, es mejorar la vida de la gente.