Público
Público

Puigdemont no descarta ser candidato el 21-D, "incluso desde el extranjero"

El president catalán destituido asegura en una entrevista en la televisión belga que no "ha huido" y que desea comparecer ante los jueces, pero "ante la verdadera justicia (de Bélgica), no ante la justicia española".

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Carles Puigdemont durante la entrevista en RTBF. - REUTERS

El president depuesto, Carles Puigdemont, ha asegurado este viernes que está "dispuesto a ser candidato, incluso desde el extranjero", en las elecciones convocadas para el próximo 21 de diciembre. 

"Estoy dispuesto a ser candidato si se dan (las garantías)", ha asegurado en una entrevista grabada con la cadena belga RTBF. "Habrá elecciones el 21 de diciembre y queremos que esas elecciones se puedan desarrollar en las condiciones más normales posibles. Y no es con un Gobierno en prisión que esas elecciones van a ser neutras, independientes, normales", ha criticado Puigdemont, que se marchó a Bélgica antes de ser citado por la Audiencia Nacional y contra el que pesa una orden europea de detención impuesta por la jueza Carmen Lamela este viernes.

"No he venido a pedir asilo político, estoy aquí para defender un Gobierno legítimo, frente a una acción ilegal

Al ser preguntado por si está dispuesto a presentarse a las elecciones incluso desde el extranjero, Puigdemont ha respondido con un "claro", para después plantear que no es problema llevar a cabo la campaña electoral desde Bélgica porque estamos en "un mundo globalizado". 

"Todos los que hemos liderado este proceso debemos estar comprometidos en este asunto, sobre todo si existe la mínima posibilidad de que podamos ir juntos", ha agregado sobre la posibilidad de concurrir a los comicios con una lista única de partidos independentistas. De este modo, ha defendio, se subrayaría que en la cita electoral "no se trataría de decir 'sí' o 'no' a la independencia, sino de decir sí o no a la democracia".

Puigdemont ha explicado que se encuentra en territorio belga para preparar su defensa. "No he huido, pero es imposible prepararse bien" (para la defensa), ha asegurado, antes de añadir que desea comparecer ante los jueces, pero "ante la verdadera justicia (de Bélgica), no ante la justicia española". "No he venido a pedir asilo político en Bélgica, estoy aquí para defender un Gobierno legítimo, frente a una acción ilegal del Estado español, frente a una situación de ausencia de garantías jurídicas en un asunto que es político, y para tener la libertad de expresarme con seguridad", ha resumido.

El expresident ha asegurado asimismo que el motivo de su desplazamiento a Bélgica es evitar una ola de violencia y señala que "la violencia nunca ha sido una opción para nosotros". "He venido a Bruselas sobre todo para impedir la confrontación (...) Me hubiera podido quedar y pedir resistencia. La violencia nunca ha sido una opción para nosotros. Nuestra actitud ha sido pacífica, democrática y queremos acabar igual".

"Debe haber un Gobierno que sea legítimo y que esté fuera del riesgo de la Justicia española, que no garantiza nada"

Ha añadido que el referéndum del 1 de octubre "no fue ilegal", porque expresó la voluntad de la mayoría de catalanes, y aseguró que el Gobierno español ha rechazado de manera reiterada la "oferta de resolver la situación con diálogo político".

Ha afirmado además que no desea "belgianizar la política catalana" y ha explicado que ni ha tenido ni va a solicitar contacto alguno con responsables del Gobierno belga, porque ha venido a Bruselas "como capital europea", a pesar de que tampoco se ha visto con ningún representante de las instituciones de la Unión Europea. 

"No he pedido reunirme con nadie (de la UE) por ahora", ha insistido, para después responder con un "veremos" al ser cuestionado por si pretende hacerlo en un futuro próximo. "Lo que queremos obtener de España es el reconocimiento, el respeto", ha agregado. "Debe haber un Gobierno que sea legítimo y que esté fuera del riesgo de la Justicia española, que no garantiza nada", ha remachado.

Puigdemont también ha reiterado su disposición a buscar una solución dialogada con el Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha acusado de no haber querido "hacer política nunca", sino "utilizar" a fiscales, tribunales y Policía para enfrentarse al desafío independentista. "Debería reconocer que hay un problema político y que para resolver el problema político hay que hacer política, no encarcelar a quienes piensan diferente", ha solicitado.

"Rajoy debería reconocer que hay un problema político y que para resolver el problema político hay que hacer política, no encarcelar a quienes piensan diferente"

Preguntado por si cree que aún es posible el diálogo con Rajoy, Puigdemont ha afirmado que "siempre" ha estado dispuesto a ello y que le ofreció antes de declarar la independencia de manera unilateral plantear unas elecciones "si se daban las condiciones para celebrarlas con normalidad". Cuestionado por si estaría dispuesto a verse con Rajoy, incluso en Bruselas, Puigdemont ha respondido que "sí" y que no tiene "miedo" a hablar con el presidente del Gobierno "donde él desee".

El expresident, quien durante la entrevista se ha referido a que otros mandatarios catalanes fueron "fusilados" o "encarcelados" en el pasado, ha matizado después que él no se considera una víctima, sino que lo son la "mayoría" de catalanes, cuya voluntad en las urnas "no sirve para nada".

Puigdemont ha concedido la entrevista el mismo día en que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha convocado una concentración de protesta ante la Comisión Europea (CE) en Bruselas por el encarcelamiento de exmiembros del Govern, en la que no se espera la asistencia de Puigdemont, según fuentes de su entorno.