Publicado: 02.06.2014 17:42 |Actualizado: 02.06.2014 17:42

Pujol: "El rey abdica porque España no va bien"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de la Generalitat de Catalunya Jordi Pujol apostó este lunes porque los catalanes decidan su futuro en la consulta del 9 de noviembre pese a la abdicación del rey, coincidiendo así con el discurso pronunciado por el mismo presidente de la Generalitat, Artur Mas: "De momento consulta, y esto no debe cambiar pese a la abdicación del Rey".

Así se ha manifestado en una rueda de prensa ante los medios, donde ha argumentado que le gustaría interpretar que Juan Carlos ha abdicado para lanzar el mensaje "de que España no va bien", obligando así a que los partidos, los miembros del Tribunal Constitucional (TC) y a los ambientes económicos y sociales a abrir una reflexión.

"Quiero pensar que la abdicación sea un acicate, un toque de atención, y si lo consiguiese habría hecho un buen servicio. Esto necesita que la sociedad española sea seria, consecuente, autoexigente y no echara las culpas siempre a los demás", ha sentenciado.

Según Pujol puede que el rey haya tomado esta decisión al sentirse mayor y cansado, pero también por que haya concluido que España va "mal" y necesita un revulsivo ante el malestar político y social que hay actualmente consecuencia de la crisis.

Sobre las relaciones entre Catalunya y el resto de España, el expresidente catalán ha expuesto que el rey y el príncipe Felipe jugaron durante años un papel positivo para intentar encontrar el mejor encaje posible, pero ha lamentado que esto no haya sido así en los últimos tiempos. "Sería sorprendente que esto no le tuviera preocupado al rey. Esto pesa porque hubo años en que parecía que la Monarquía podía ayudar a encontrar una buena manera de convivir, y resulta que no", ha recalcado.

Así, ha preguntado al príncipe Felipe si está dispuesto a admitir que las relaciones entre Catalunya y el resto de España han "descarrilado" y a retomar la política que intentaron años atrás, destacando que la monarquía puede influir en este proceso, pero más aún los partidos, el mundo intelectual, cultural y empresarial de ambas partes. "Dar la culpa de esto al Príncipe sería jugar muy fácil. Lo tenemos que arreglar entre todos", ha subrayado Pujol, que ha lamentado que la fuerza de la monarquía no haya sido suficiente para imponerse al clima negativo que, en su opinión, domina en muchos aspectos en España.

Según Pujol, España debe mirarse ante el espejo ante "la crisis institucional total" que sufre, pero esto no equivale a pronosticar que los ciudadanos estarían mejor si hubiera una República y no una Monarquía. "El problema de España no es República o Monarquía", ha aseverado el expresidente de la Generalitat, tras avalar el servicio hecho por la Monarquía en años como los de la Transición.