Publicado: 17.10.2016 12:41 |Actualizado: 17.10.2016 13:34

Quedan en libertad con cargos los
dos detenidos por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua

La juez ha tomado declaración a ambos este lunes por la mañana y les ha imputado atentado a la autoridad y lesiones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, visitó ayer la Casa Cuartel de Alsasua. /EFE

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, visitó ayer la Casa Cuartel de Alsasua. /EFE

PAMPLONA.- La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona ha dejado en libertad con cargos a los dos detenidos por la agresión a dos guardias civiles fuera de servicio y a sus parejas en Alsasua.

Tras tomarles declaración esta mañana, la juez ha dejado en libertad provisional a los dos detenidos, investigados por un delito de atentado a agentes de la autoridad y otro de lesiones. Además, tienen la obligación de comparecer semanalmente en el juzgado.

Los dos investigados han llegado al Palacio de Justicia sobre las 8,15 horas de este lunes en un vehículo policial y han prestado declaración ante la juez de guardia. El primero ha abandonado el juzgado pasadas las 10.20 horas, tapándose, y el segundo, sobre las 12 horas, también ocultándose y acompañado de otros jóvenes y familiares, que esperaban a su salida.



En la puerta del juzgado de guardia, que estaba custodiado por seis agentes de Policía Foral, se habían congregado una treintena de personas con carteles en los que se leía 'No a los montajes policiales' y 'Utzi pakean Altsasu' ('Dejad en paz Alsasua'), además de numerosos medios de comunicación.

Tras finalizar las declaraciones ante la juez, la abogada de los detenidos no ha querido atender a los medios de comunicación para dar la versión de los investigados por este caso.

La agresión se produjo a las 4.55 horas del sábado en las inmediaciones de un bar de la localidad, cuando los agentes, un teniente y un sargento, fueron increpados al ser reconocidos como miembros de la benemérita.

Como consecuencia de la agresión, uno de los agentes fue intervenido quirúrgicamente por una fractura en el tobillo. Las otras tres personas afectadas sufrieron policontusiones y magulladuras de carácter leve.