Publicado: 22.04.2015 22:38 |Actualizado: 23.04.2015 09:28

Podemos quiere
introducir la protección medioambiental
en la Constitución

Monedero insiste en que "los asuntos ecológicos" son transversales, y carga contra Botella por la "vergüenza" que supone que en Madrid "la gente mayor muere antes por la basura que está respirando"

Publicidad
Media: 4.57
Votos: 21
Comentarios:
Juan Carlos Monedero observa a sus compañeros de partido durante el mitin tras la Marcha del Cambio. - JAIRO VARGAS

Foto de archivo del número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero. / JAIRO VARGAS

MADRID.- Un mes antes de las elecciones Podemos sigue soltando con cuentagotas algunas de las propuestas incluidas en su programa marco, que debería ver la luz a principios de la próxima semana. El texto incluirá un apartado dedicado al medio ambiente y a la ecología aunque, como asegura
Juan Carlos Monedero, "los asuntos ecológicos son transversales", y afectan al resto de áreas.

"Tenemos conciencia del deterioro medioambiental, hay que trasladarlo a la Constitución", ha afirmado Monedero este miércoles, anticipando una de las medidas que previsiblemente incorporarán en su esperado programa, y sobre la que de momento ha evitado hacer más precisiones.

El secretario de Proceso Constituyente y Programa y número tres de Podemos ha criticado a la alcaldesa de la capital, Ana Botella, por la "vergüenza" que supone que en Madrid "la gente mayor muera antes por la basura que está respirando". También ha habido críticas para el ministro de Industria, José Manuel Soria, "capaz en su codicia de intentar prospecciones petrolíferas en un sitio donde deberíamos fomentar un turismo sostenible [Canarias]", y en general contra el Gobierno del Partido Popular "que nombró responsable de Agricultura a una persona con intereses energéticos [Miguel Arias Cañete]".



"El Gobierno del PP está legislando para los intereses de sus propios dirigentes", ha apuntado, llamando a acabar con el modelo de "los reyes Midas de esta locura económica", como "Rodrigo Rato", para crear "un modelo sostenible" en lo laboral, en lo económico y en lo medioambiental. El número tres de Podemos quiere "reinventar el proceso productivo", logrando que los productos lleguen al consumidor sin perderse en intermediarios, pide el fomento de energías renovables e insiste en que hay que poner el desarrollo tecnológico "al servicio del ahorro y la eficiencia".

También aboga por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, y por mantener la titularidad pública de recursos como el agua, "que el PP intenta convertir en mercancía". "Los mismos que quieren privatizar el agua son los que están negociando el TTIP [tratado de libre comercio UE-EEUU]", apostilla, antes de insistir en que jornadas como la de este miércoles son importantes "para abrir debates sobre temas que están fuera del relato". Relato, por cierto, que como denuncia el politólogo ha sido totalmente contaminado por el modelo neoliberal, que ha logrado que "las cosas que no se nombran no existan". "Por eso tenemos que seguir abriendo sendero", zanja.

El secretario de Proceso Constituyente y Programa de Podemos ha realizado estas declaraciones este miércoles, durante una jornada organizada por el Círculo de Economía, Ecología y Energía (3E) en el espacio Ecoo de Madrid, para conversar con expertos sobre diferentes propuestas en materia de ecología y medio ambiente.
El evento de este miércoles sigue a las jornadas sobre el programa de Rescate Ciudadano que la formación celebró entre el lunes y el martes, en un momento en el que trabajan contra reloj en la elaboración programática."Estamos en la fase de construcción", reconocía el número tres de Podemos, antes de insistir en que el documento marco se ha construido sobre cuatro ejes: aportaciones ciudadanas, ideas de los círculos sectoriales, propuestas de asociaciones de la sociedad civil y políticas ideadas por expertos de los distintos sectores.

El partido de Pablo Iglesias aprovecha ahora para lanzar sus globos sonda. En tres días ya ha hecho públicas tres propuestas: prohibir por ley los cortes de luz y calefacción de primera vivienda, crear una ley orgánica que permita sancionar e incluso expropiar a quienes tengan más de diez viviendas en propiedad vacías y la inclusión de los problemas medioambientales en la Carta Magna. De momento estas medidas no han causado especial revuelo, y será la próxima semana cuando el partido vea comparado el documento que presentaron a las europeas con su nuevo programa marco, en el que, esta vez sí, no le va quedar otra que mojarse.