Público
Público

Rajoy acude a Génova a coordinar a PP y Gobierno en pleno desbarajuste de éste

El presidente reúne a la dirección nacional esta tarde. Moragas, señalado como autor del globo sonda de la devolución de los recortes a  funcionarios. La operación Púnica se cuela en la sede nacional.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mariano Rajoy, preside la primera reunión de la nueva cúpula del Partido Popular, esta tarde en la sede nacional de la organización. EFE/Zipi

MADRID.- Esta tarde se reúne en la calle Génova la nueva dirección nacional del PP bajo la presidencia de Mariano Rajoy, por primera vez tras las elecciones autonómicas y municipales y por segunda vez desde septiembre de 2013, aunque en esta ocasión, Rajoy convocó el encuentro en La Moncloa.

La cita, prevista fundamentalmente para coordinar acciones y mensajes entre partido y Gobierno de cara a las elecciones generales se produce, sin embargo, en medio del caos del Ejecutivo a cuenta de la noticia publicada en varios medios de la devolución por parte de Hacienda y Administraciones Públicas de los recortes realizados a los funcionarios en esta legislatura (75% de la paga extra y los días libres). Incluso, se informaba sobre una presunta subida salarial (1%), todo ello, antes de las elecciones generales.


El portavoz adjunto del Gobierno y secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, desmentía hasta en dos ocasiones (en una entrevista a primera hora en El Programa de Ana Rosa, en Telecinco, y en los pasillos del Congreso) la información y se mostraba, además, "la sorpresa" del Ejecutivo, pues "no forma parte de sus planes". Por su parte, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, negaba las cifras de la información publicada, aunque no la intención del Gobierno de que vaya a "devolver el esfuerzo de todos estos años a todo el mundo", incluidos los funcionarios. Los sindicatos que, efectivamente, negocian con el Ejecutivo, han pedido "seriedad" al Gobierno y dejar de enviar "globos sonda" en pleno periodo electoral.

 

"La propuesta parte de..."

En el Congreso, esta mañana, varias voces del PP apuntaban al director del Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, como autor de la filtración; pero no sólo ellos, aunque La Moncloa niega tajantemente este supuesto. El diario El Mundo, uno de los medios que dio la noticia en su primera edición, asegura en su entradilla que "la propuesta parte del jefe de Gabinete del presidente del Gobierno", aunque la información subraya en todo momento que se trata de una medida no recogida en papel alguno. Moragas ha sido el elegido por Rajoy para poner orden entre el PP y el Gobierno tras la nula comunicación entre ambos pilares de su liderazgo y de la gestión conservadora.

El nuevo 'hombre fuerte' de Rajoy, elegido para poner orden entre PP y Gobierno, se estrena sembrando el caos en el Ejecutivo

El nuevo director de campaña y hombre fuerte de Rajoy se estrena, pues, con una gran polémica sobre sus hombros, que se suma a los recelos que despierta su responsabilidad en la calle Génova, donde ya desempeñó el cargo de responsable de Relaciones Internacionales. En el PP todavía recuerdan otro caso de globo sonda que también se atribuyó a Moragas y afectó de lleno al PP en su línea de flotación más sobresaliente: la política catalana.

"El PP catalán plantea otro modelo de financiación para frenar el desafío de Mas", titulaba El País en octubre de 2013, el mismo día en que la presidenta de la formación conservadora en Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho, acudía a la reunión de la dirección nacional del PP en la calle Génova, entonces, presidida por la secretaria general. Al final de este encuentro, y tras las duras críticas de sus barones por ese supuesto plan de Sánchez-Camacho, Dolores de Cospedal desmintió públicamente la noticia, que fue achacada internamente y con mucho descontento a Moragas, catalán y responsable de facto de la política catalana del PP.

Cofely, también en la calle Génova

Mariano Rajoy llega también a la reunión con la cúpula del PP prevista a las 17:00 horas bajo la sombra de la trama Púnica, que en esta ocasión, viaja desde el sur de la Comunidad de Madrid a la calle Génova 13, la sede nacional del partido. Según informa la Cadena Ser, la empresa principal de este caso de corrupción que ha llevado al exconsejero y exnúmero dos de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, a la cárcel, la filial del grupo francés GDF Suez, Cofely, contrató con el Partido Popular, al menos, hasta finales de octubre de 2014, precisamente, cuando estalló el caso con la detención de Granados y su socio David Marjaliza.

El contrato, confirmado a la emisora por Cofely y el PP nacional, suponía unos 8.000 euros anuales y duró poco más de un año. Cofely, empresa constructora y vinculada al sector energético, está acusada de pagar "mordidas" a la trama Púnica a cambio de adjudicaciones públicas valoradas en más de 160 millones de euros.