Publicado: 04.08.2015 16:34 |Actualizado: 04.08.2015 16:34

Rajoy advierte a Mas: "Nadie va a romper España"

El presidente del Gobierno llama a votar el próximo 27-S y carga contra la gestión "irresponsable" del president de la Generalitat.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a varios vecinos de La Palma del Condado (Huelva). REUTERS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a varios vecinos de La Palma del Condado (Huelva). REUTERS

MADRID. -El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confía en que las elecciones catalanas pongan fin a la "división y la confrontación" en la región, advirtiendo de que el próximo 27 de septiembre "nadie va a romper España".

Rajoy calificó de "irresponsable" la gestión del presidente de la Generalitat, Artur Mas, que convocó la víspera unos comicios que quiere que sean interpretados a modo de plebiscito sobre la independencia de Catalunya.

"Nadie va a romper España de ninguna de las maneras ni nadie va a deshacer los vínculos que tenemos en común", ha dicho Rajoy en una intervención en Huelva.

"Nadie va a convertir a los ciudadanos de Catalunya en extranjeros en su propio país, el Gobierno y el Estado no les van a dejar sin amparo y sin protección", añadió.

Rajoy, que defendió que su Gobierno ha evitado la quiebra de la Generalitat durante la crisis, cargó contra Mas, del que dijo que había enfrentado a los catalanes en lugar de preocuparse por fomentar la recuperación económica y atajar el desempleo.

En una exposición previa de los motivos para llamar a las urnas, Mas culpó al Estado español de que en más de 35 años de democracia sólo en una ocasión Catalunya haya recibido la inversión correspondiente a su peso económico y poblacional.

"No estamos en una situación de parada, sino dando marcha atrás en el autogobierno de forma grave; hay un ataque sistemático en el concepto del autogobierno que mucha gente está dispuesta a combatir", dijo Mas en una comparecencia en catalán en el Palau de la Generalitat.

"La apuesta de ayer es la respuesta no sólo a la negativa total del Gobierno español a dialogar (..) sino que es en legítima defensa para poder llegar a tener aquello que a Catalunya le corresponde si la gente lo quiere, que es un nivel de autogobierno muy superior al que tenemos", añadió.



Un proyecto independentista

El político de Convergència Democrática de Cataluña (CDC) dijo que no le había quedado otro remedio que adelantar en más de un año las elecciones tras el infructuoso diálogo con Rajoy y su negativa al referéndum sobre la independencia de noviembre pasado.

CDC ha formado una lista con los independentistas de Esquerra Republicana de Catalunya y entidades soberanistas con la que, de ganar, pretenden iniciar una hoja de ruta que dé lugar a una Catalunya independiente en un máximo de 18 meses.

En este sentido, Mas dijo que una mayoría de escaños de estas fuerzas soberanistas valdría para que el nuevo Gobierno catalán ponga en marcha su plan.

"Se trata de dar respuesta a la pregunta que nos hicimos en noviembre, de responder a si se quiere que Catalunya sea un estado y si se quiere que este estado sea independiente", concluyó.

Pese al aumento del sentimiento secesionista en la última década, las elecciones llegan cuando el deseo soberanista se ha debilitado entre los catalanes, que según los sondeos están más preocupados por los problemas económicos y el desempleo que por la independencia.