Publicado: 12.11.2015 14:03 |Actualizado: 12.11.2015 14:35

Rajoy advierte de que no mirará "para otro lado" si se desobedece al TC en Catalunya

El presidente del Gobierno asegura sentirse arropado por la mayoría de partidos, aunque aún confía en que se cumpla la ley.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Rajoy La Valeta EFE

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre sobre inmigración celebrada en Malta, a la que han asistido los Veintiocho y más de una treintena de países africanos./ EFE/Chema Moya

LA VALETA (MALTA).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado hoy jueves que no mirará "para otro lado" si se desobedeciera en Catalunya la decisión del Tribunal Constitucional de paralizar la propuesta independentista, pero ha considerado que, de momento, no hay razones para adoptar medidas excepcionales.

Rajoy ha hecho esta advertencia en la conferencia de prensa que ha ofrecido al término de la cumbre sobre inmigración celebrada en Malta, a la que han asistido los Veintiocho y más de una treintena de países africanos.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado sentirse arropado por la mayoría de partidos si tiene que dar algún paso en el futuro ante una hipotética desobediencia de la decisión del TC, pero ha precisado que le gustaría no tener que tomar ninguna medida porque eso implicaría que se ha respetado la ley.



Rajoy: "No voy a hacer un juicio sobre el papel protagonista que algunos extremistas [en alusión a la CUP] están teniendo en todo lo que está ocurriendo en Catalunya"

Por otro lado, Rajoy ha evitado comentar la situación en que queda el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tras el segundo rechazo a su investidura en el Parlamento catalán, y hacer consideraciones sobre si cree que está deslegitimado.

En la conferencia de prensa que ha ofrecido en Malta al término de la cumbre sobre inmigración UE-África, Rajoy ha sido preguntado por las consecuencias para Mas de la sesión del Parlamento catalán en la que no ha logrado conseguir los apoyos necesarios para ser investido de nuevo presidente.

El jefe del Ejecutivo ha considerado que el hecho de que el presidente del Gobierno haga un juicio sobre la situación en la que está quedando la Presidencia de la Generalitat "no tiene mucho sentido". "Permítanme que no lo vaya a hacer. No voy a hacer un juicio sobre eso ni sobre el papel protagonista que algunos extremistas [en alusión a la CUP] están teniendo en todo lo que está ocurriendo en Catalunya", ha añadido.

Frente a ello, ha subrayado que él se queda con su responsabilidad de velar por el cumplimiento de la ley y garantizar a los españoles que España no se va a fracturar "ni se le va a privar de algo que es suyo, como todo el territorio nacional".