Publicado: 11.12.2014 15:12 |Actualizado: 11.12.2014 15:12

Rajoy afirma que la crisis "es historia del pasado"

El presidente del Gobierno exhibe en un encuentro empresarial su visión más optimista sobre la recuperación de la economía española y advierte contra las "visiones catastrofistas" que reciben "apoyos tan s

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno ha hecho hoy su más contundente ejercicio de optimismo sobre la recuperación de la economía española: "España ha pasado de ser el enfermo de Europa a ser vanguardia de la recuperación", ha concluido en el Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios 2014-15 organizado por el Consejo Empresarial de la Competitividad y la CEOE. Rajoy ha llegado a decir que "podemos decir que en muchos aspectos la crisis es historia del pasado"

Mariano Rajoy está satisfecho de su gestión y lo ha dejado bien claro esta mañana, asegurando que no dudó "nunca" sobre la aplicación de sus reformas y recortes porque sabía que los españoles iban a "responder", pues para ello "nos entregaron el Gobierno". Bien es verdad, aclaró el jefe del Ejecutivo, que "nadie va al dentista con entusiasmo".

Rajoy, que ha subrayado que las de este año "serán las primeras Navidades de la recuperación", ha ilustrado su optimismo con datos sobre la creación de empleo ("La tasa de paro en 2015 estará por debajo del 22,5%, con la que se cerró el 2011"), la bajada de la prima de riesgo, el turismo ("Algo bueno tendrá España cuando gente de todo el mundo ahorra todo el año para venir a vernos"), con una previsión de llegada de 62 millones de turistas al cierre de 2014, o, incluso, referencias a los titulares de prensa.

El jefe del Ejecutivo recordó que, cuando llegó a la cumbre del G-20 en Los Cabos (México), en junio de 2012, los titulares de prensa recibieron a España con un "El G-20 urge a España a acelerar el rescate". En cambio, en la última cumbre de este grupo de países, celebrada en Brisbane (Australia), el titular con el que se quedó Rajoy, ha recordado él mismo en su discurso, fue el de "El G-20 considera a España un ejemplo de recuperación".

El presidente del Gobierno ha tenido, sin embargo, un momento para las advertencias veladas a peticiones de reforma de la Constitución Española, alternativas políticas nuevas, como Podemos, o proyectos independentistas como el catalán. Así, aparte de la cascada de "datos positivos" ("Si les he hablado de datos positivos y no de reformas es porque, durante mucho tiempo, sólo pude hablar de reformas y no de datos positivos"), Rajoy ha abierto un paréntesis al final para alertar sobre las "visiones catastrofistas" que encuentran "apoyos tan sorprendentes como inexplicables".

Aunque en ningún momento se refirió a la reforma constitucional que pide el PSOE, a Podemos o a Artur Mas y su proyecto independentista para Catalunya, los tres asuntos estuvieron implícitos en el discurso del presidente. En este sentido, habló de la "fácil tentación" de querer alterar las "vigas maestras" de España, cuando no ha sido necesario hacerlo mientras se han llevado a cabo las "reformas más profundas conocidas", en referencia a las del Gobierno, y calificó de "ensoñaciones decimonónicas" u "ocurrencias por desorientación" de quien las propone el "mirarse en el ombligo de lo autóctono" cuando "el gran proyecto es Europa y la UE avanza cada día un poco más".


http://www.quoners.es/q/encuesta-economica