Publicado: 04.11.2013 15:08 |Actualizado: 04.11.2013 15:08

Rajoy alerta al PP Europeo del "desafío" que les espera en las europeas

Asegura a sus colegas europeos que su Gobierno no detendrá unas reformas que están dado frutos. Los conservadores españoles se enfrentan a las europeas con las encuestas en contra.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno ha recibido esta mañana en el Palacio de La Moncloa a los portavoces parlamentarios de los partidos integrados en el Partido Popular Europeo (PPE) y que corresponden a formaciones políticas de 18 países, entre ellos, la CDU alemana y la UMP francesa, además de la derecha de Italia, Portugal, Suecia, Irlanda, Hungria, Bulgaria o Austria, entre otros países.

Los grupos parlamentarios nacionales del PP Europeo celebran este lunes su sexta reunión del llamado Club 28 para intercambiar políticas y aunar lazos de cooperación política, particularmente ahora, que el PP Europeo se enfrenta a unas elecciones europeas (primavera de 2014) en la que el euroescepticismo se ha instalado ya como la principal amenaza de la estabilidad en la UE.

En este sentido, precisamente, Mariano Rajoy ha advertido del "gran desafío" que suponen para el PP Europeo los comicios del año que viene y ha instado a la derecha del PPE que le visitó en Moncloa a que sus partidos sólo se impongan el objetivo de "ganar". El jefe del Ejecutivo cree que el PP está legitimado para una nueva victoria en Europa, pues la recuperación económica de España está en marcha, las reformas emprendidas desde 2011 ya dan frutos y, por lo mismo, "ese reformismo no se detiene", ha trasladado Rajoy a los parlamentarios invitados según ha informado La Moncloa.

Actualmente, el PP Europeo tiene la máxima representación del Parlamento Europeo (265 escaños), seguido a una considerable distancia por la otra gran coalición de socialdemócratas del S&D (184 escaños). El PP que preside Rajoy aporta 23 diputados a la formación europea, aunque para 2014, las encuestas muestran un profundo deterioro de la confianza de su electorado, además, en una doble vertiente, que admiten en el propio PP: el alejamiento de sus votantes ante el inclumplimiento del programa electoral con el que el partido concurrió a las elecciones generales de 2011 y la corrupción del caso Bárcenas, así como el euroescepticismo que se ha instalado en una proporción importante de la población española ante la incapacidad de la UE de dar respuesta y soluciones a la crisis económica y social. Esta última circunstancia, además de augurar una importante abstención en los Veintiocho, podría dar entrada en tromba a la Cámara a los euroescépticos de toda la UE.

El análisis de esta situación y otras cuestiones (que no han incluido mención alguna a las candidaturas del PP español para las elecciones del 2014, según fuentes conservadoras) han sido tratadas esta mañana en la reunión del Club 28, presidida por el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, en la Sala Constitucional de la Cámara Baja e inaugurada por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. También el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha recibido a los parlamentarios de los partidos del PPE y les ha invitado a visitar el hemiciclo.

1. Es fundamental profundizar en el proceso de integración europea a través de la culminación de la Unión Bancaria. Para ello se precisa alcanzar un acuerdo general sobre el Mecanismo Único de Resolución antes de fin de año, de forma que la propuesta pueda adoptarse en la presente legislatura del Parlamento Europeo. De la misma manera debe entrar en funcionamiento la labor del Banco Central Europeo como supervisor único bancario para otoño de 2014. Este proceso en marcha debe marcar el camino para alcanzar un mayor desarrollo de las políticas comunes de la Unión en el área económica y fiscal.

2. Dentro de un proceso de fortalecimiento de los vínculos de las instituciones comunitarias con la ciudadanía hay que promover acciones concretas que permitan reforzar la legitimidad democrática de las instituciones comunitarias. La elección del presidente de la Comisión europea como candidato del grupo parlamentario más votado es un buen inicio para fortalecer este proceso de reducción de déficit democrático. Además, este proceso debe ser potenciado por una racionalización de los procedimientos y directivas comunitarias que hace crecer más la burocracia de los Estados Miembros y de las mismas instituciones de la Unión. Se debe aplicar el principio de que solo se aprobará una nueva directiva si se deroga la que está en vigor.

3. Respetar el principio de reciprocidad en el comercio internacional. Los estados Miembros deben proporcionar directrices claras a la Comisión Europea para negociar acuerdos comerciales con terceros países. Estas directrices deben ser acompañadas por procesos de refuerzo de las fronteras comerciales de la Unión y de consenso entre los Estados Miembros.

4. Ante la tragedia de inmigración ilegal hay que promover la puesta en marcha de una política común en la gestión de las fronteras exteriores y un gobierno político del espacio Schengen. Se trata de regular y gestionar los flujos migratorios de una manera conjunta. Para ello hay que reforzar los medios, y la capacidad operativa de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión (FRONTEX) y la lucha contra la trata de personas y la entrada clandestina de inmigrantes.