Público
Público

Rajoy anuncia que el déficit de 2012 es del 6,7% y que no cambia de política

Rubalcaba le echa en cara que no reaccione ante las negativas previsiones de la Comisión Europea y le exige que combata "el terrible desastre" del aumento del paro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente Rajoy ha esperado a la sesión de control de este miércoles para hacer un anuncio que, a juzgar por sus propias palabras, le satisface: el déficit público para el pasado año de 2012 ha quedado en el 6,7% del PIB. Era una de las cifras esperadas, sino la cifra por definición, la que justifica las tesis de la herencia recibida en la que se ha basado la actuación económica de su Gobierno desde la llegada a La Moncloa.

Lo dijo sin ambages: 'Vamos a seguir con el saneamiento del sistema financiero, con las reformas estructurales, con las mejoras sectoriales para aumentar la competitividad de la economía española, .....', y así sucesivamente. En su opinión, eso es lo que ha hecho posible una reducción del déficit sin precedentes entre los países de la OCDE.

Los negros augurios pronosticados por la Comisión Europea los despacho con una frase que ya es un clásico en su discurso: 'Previsiones hay de todo tipo', se limitó a decir para zanjar tan espinoso tema. Y se metió en un berenjenal, aunque sin consecuencias, al recordar que 'hubo quien pronosticó el pleno empleo para la legislatura de 2008', en referencia al PSOE. Olvidó decir que el programa electoral del PP iba más allá en cuanto a cifras de empleo y crecimiento para los años 2018-2012.

En definitiva, Rajoy empleó su cara a cara con Rubalcaba para anunciar que, pese a quien le pese, va a haber más de lo mismo y que a él no hay quien le cambie la agenda económica emprendida. 'Lo importante es seguir con las reformas y la política económica emprendida por el Gobierno', ha insistido en otro momento a modo de colofón.

Rubalcaba, que no ha tenido esta mañana uno de sus esperados momentos de brillantez parlamentaria, se ha desgañitado para exigir a Rajoy que cambie radicalmente su política económica. 'El problema es muy grave, en 2012 ha habido un millón más de personas paradas; para este año de 2013 las previsiones aventuran que habrá un crecimiento de medio millón de parados y se ignora si será posible crear empleo en 2014. Ese es el drama, señor Rajoy', ha dicho el líder de la oposición.

En su argumentación Rubalcaba ha esgrimido el negro panorama avanzado el pasado viernes por la Comisión Europea, con una previsión de crecimiento negativo del PIB del 1,4% para este año. 'Cambie su política, de seguir así solo habrá más paro y seguirá la recesión. Cambie su estrategia del ajuste por la del crecimiento. Y convenza a la Comisión Europea de que haga lo mismo'. Por si faltara poco, Rubalcaba ha pronosticado que las exportaciones se están agotando como factor de impulso económico.

Rubalcaba a Rajoy: 'Cambie su política de empleo porque esto es un completo desastre''Cambie su política de empleo porque esto es un completo desastre', ha dicho en otro momento Rubalcaba con cierto énfasis, pero con escaso éxito en su oponente. Para Rajoy es inconcebible otra alternativa, no hay otra posibilidad. Acaso solo una: que el PSOE se sume a sus tesis, una invitación que ha vuelto a reiterar en la sesión de esta mañana en la que ha sobrevolado su optimismo por el resultado del reciente debate sobre el Estado de la Nación.

En su cara a cara con el diputado de Amaiur Mikel Errekondo, quien le emplazó a que abriera un tiempo de diálogo con la banda terrorista ETA, el presidente Rajoy no ofreció novedad alguna. El parlamentario vasco utilizó un vocabulario moderado, pero previsible. Ante esa actitud Rajoy contestó con otro no menos previsible en su repertorio, siempre marcando distancias. 'Nadie le debe nada a ETA, de quien solo cabe esperar que pida perdón a las víctimas y su disolución', ha sentenciado.

El cara a cara con el portavoz accidental de CiU esta mañana, Pere Macías, no ha tenido mayor historia. El catalán ha reprochado que en el reciente debate Catalunya 'ha pasado de perfil por su actitud'. Por su parte, el presidente se ha limitado a decir que ha cumplido con su obligación de ·tratar los temas que preocupan a los ciudadanos'.

Antes de iniciarse la sesión la atención de los fotógrafos se ha centrado en la diputada Carme Chacón. Consciente de ello la parlamentaria catalana ha repartido sonrisas por doquier y ha conversado con compañeros tan jacobinos como Julio Villarrubia y José María Barreda. Lo tenía fácil ya que son vecinos de escaño.