Público
Público

Congreso regional del PP de Madrid Rajoy aplaude la "buena gestión" de Aguirre pese a la presunta financiación irregular del PP de Madrid

El presidente del Gobierno no negociará con ETA: "Ha decidido desarmarase unilateralmente. Que lo haga. Y, de paso, que se disuelva", ha dicho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, y la concejala del Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, en una foto de archivo. / EFE

"Podemos estar satisfechos de lo hecho". Con esa frase, Mariano Rajoy ha aplaudido hoy la gestión de Esperanza Aguirre que, durante 20 años, estuvo al frente del PP de Madrid que se renovará oficialmente este fin de semana.

Tras algo más de un año al frente de la Gestora, Cristina Cifuentes será ratificada mañana como presidenta de la formación regional. Hoy, en el 16 congreso territorial, ha estado arropada por los pesos pesados de la cúpula nacional: el propio Rajoy y la secretaria general, María Dolores de Cospedal.

Ambos han felicitado a Cifuentes por su victoria aplastante, en la primera vuelta, donde ganó a Luis Asúa con tanta diferencia que logró ser candidata única. Pero la protagonista, hoy, no era ella, sino Aguirre. Su antecesora fue la más aplaudida y a ella se dirigieron los números 1 y 2 del PP nacional.

"Madrid es hoy lo que es por la buena gestión del PP en la Comunidad"

Ambos obviaron los escándalos sobre la presunta financiación irregular del PP de Madrid, precisamente. Caso omiso hicieron de la carta que Francisco Granados envió a su exjefa desde la cárcel recordándole que en la formación regional del partido nadie movía un dedo sin su consentimiento previo. Para Rajoy, "Madrid es hoy lo que es por la buena gestión del PP en la Comunidad, en el Ayuntamiento -de la capital- y en los ayuntamientos pequeños y medianos de toda la región".

"Valoro, y mucho, lo que es el PP de Madrid. Durante más de 20 años ha estado ganando el 100% de las convocatorias electorales que se han celebrado. Todas, que se dice pronto", aplaudió a Aguirre el presidente del Gobierno desde la tribuna del plenario del hotel Auditorium donde se celebra el evento. Ni una palabra sobre la presunta corrupción, que ni siquiera nombró más allá de una leve alusión a "pequeños errores" que comete todo ser humano.

Después de alabar a Aguirre, Rajoy también felicitó a Cifuentes, la "candidata única" votada por "más de 10.000 personas" [de 90.000 afiliados que se supone que tiene el PP de Madrid] y a la que todos han elegido "libre y voluntariamente", dijo para evitar las denuncias de su contrincante por el boicot en el proceso interno de primarias.

Rajoy, enfadado por la votación de la estiba

Tras las loas, un poco de autobombo nacional. Rajoy presumió de su propia gestión, de recuperación, de creación de empleo y hasta de saber "adaptarse a los cambios". Es decir, de saber "pactar". "Pactar no es hacer lo que dice el Gobierno" -asumió al fin su minoría parlamentaria- "pero hay cosas que España no se puede permitir", se quejó.

La pulla, dirigida especialmente a sus socios de Ciudadanos, pero también a toda la oposición, hacía referencia a la votación del jueves en el Congreso sobre la reforma del sector de la estiba. "El Parlamento no puede decir por mayoría que no quiere cumplir una sentencia de los tribunales europeos. Estamos rompiendo las reglas del juego y eso afecta al crédito, la imagen y el prestigio de nuestro país", defendió.

Por último, no desaprovechó la oportunidad de responder al anuncio de desarme de ETA. Eso sí, habló, pero para dejar claro que no negociará ni un ápice con la banda terrorista. "Mi posición y la del Gobierno y la del PP es la misma de siempre y haremos lo que hemos hecho siempre: aplicar la ley igual para todos", advirtió. "ETA ha decidido desarmarse unilateralmente. Que lo haga. Y, de paso, que se disuelva", concluyó.