Publicado: 05.06.2013 07:22 |Actualizado: 05.06.2013 07:22

Rajoy aumenta la venta de armas a Bahrein, Israel, Arabia Saudí y Marruecos

España incrementó en 2012 las exportaciones a varios países acusados de violaciones de derechos humanos, y duplicó lo vendido en productos de doble uso a Irán

Publicidad
Media: 2.17
Votos: 6
Comentarios:

España exportó en 2012 armas por valor de 1.953,5 millones de euros, en el primer año de Gobierno de Mariano Rajoy, según las cifras oficiales de la Secretaría de Estado de Comercio. Uno de los datos más significativos es el incremento de las ventas a países acusados de violaciones de derechos humanos, como Arabia Saudí, Bahrein, Israel o Marruecos.

Las exportaciones totales supusieron un 19,6% menos que en 2011, último ejercicio de la etapa del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el valor del material exportado se disparó hasta 2.431,2 millones (un 115,5% más que en 2010), debido a que en ese año se materializaron varios envíos de gran envergadura económica a Noruega, Australia y Venezuela.

En cualquier caso, la cifra del valor de las exportaciones de armas de 2012 supera ampliamente la registrada anualmente entre los ejercicios 2006 a 2010, cuando osciló entre 845,1 millones (en 2006), 1.346,5 millones (en 2009) y los 1.128,3 millones de 2010.

Las exportaciones continúan incluyendo países donde se han producido graves violaciones de derechos humanos como Arabia Saudí (donde el material vendido ha pasado de 14 millones de euros en 2011, a 21,3 millones en 2012), Israel (472.545 euros en 2011, por 637.842 en 2012), Bahrein (6,3 millones en 2011, por 21,1 millones en 2012) o Marruecos(1,5 millones en 2011, a 2,8 millones en 2012). Sin embargo, dentro de que las cifras siguen siendo muy elevadas, el comercio ha disminuido respecto a otro destino controvertido como es Egipto, con 69,8 millones de euros en 2011 y 50,3 millones en 2012.

Los principales clientes de la exportación de armas española en 2012 fueron Australia, con 505,7 millones de euros, a gran ventaja de cualquier otro país, debido a los contratos en buques de guerra, bombas de aviación y programa de submarinos. Luego se situó el Reino Unido, con 184,8 millones, por la compra de piezas para el avión de combate europeo EF-2000, el avión militar de transporte A400M, los helicópteros Tigre o los misiles Meteor.

La tercera plaza es para Venezuela, a cuyo máximo dirigente (hasta su fallecimiento) Hugo Chávez, Rajoy consideraba "amistad peligrosa" de Zapatero, hasta que su ministro de Defensa, Pedro Morenés, posiblemente al ver el jugoso recibo de sus compras de armas, pasó a llamar en 2012 "gran amigo de España".

En total, el país sudamericano hizo compras por 182,4 millones de euros en 2012, por debajo de los 567,36 millones de 2011, año en el que se le entregaron dos buques de vigilancia. La menor aunque fuerte inversión de 2012 se refiere a un patrullero oceánico de vigilancia y a bloques para la construcción de un buque de vigilancia del litoral.

El informe del Gobierno con las estadísticas de exportación de material de defensa han sido remitidos al Congreso de los Diputados, cuya Comisión de Defensa debatirá este miércoles las cifras en una comparecencia del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

El documento, de casi 100 páginas, incluye las exportaciones españolas de productos y tecnologías de doble uso, como de denomina al material y equipos que pueden destinarse tanto a usos civiles como militares.

En este campo, España, con 234,1 millones de euros, ha aumentado en un 235,5% las exportaciones del año 2011. Los mejores clientes en 2012 fueron Estados Unidos (91,4 millones de euros, cuatro veces más que en 2011), Irán (31 millones, el doble que el año anterior), y China, con 19,9 millones (1,3 millones más que en 2011).

En el informe, el Gobierno señala que "pueden llamar la atención las exportaciones españolas a Irán", debido a los embargos de la ONU y la UE a que este país está sometido. Sin embargo, dice que las operaciones autorizadas "no implicaban riesgo alguno de desvío" a programas de fabricación de armas de destrucción masiva o de uso en programas de proliferación de tecnología nuclear.

Los envíos fueron de tubos de acero inoxidable para siderurgia; válvulas para las industrias petroquímica, petrolífera y de gas; bombas centrífugas para agua de mar en el sector petroquímico; y un horno de acero para fabricar culatas de motores de automóviles.

Las exportaciones españolas de armas en 2012 experimentaron un fuerte incremento en la segunda mitad del año, ya que de enero a junio sólo se habían realizado por valor de 619,4 millones, lo que suponía un descenso del 43,7%.

Sin embargo, en la segunda parte del año, y coincidiendo con el impulso y medidas legislativas acordadas por el ministro Pedro Morenés, que enfocó de manera principal su gestión a apoyar las ventas de armas, terminó el año con 1.953,5 millones (es decir, más de 1.300 millones en el segundo semestre del año).

Además de Australia, Reino Unido y Venezuela; también compraron por más de 100 millones de euros Grecia (152,6 millones), Alemania (129,7) e Italia (102), y se quedaron cerca de hacerlo Estados Unidos (91,2 millones), México (84,7), Polonia (81,2) y Francia (72).

En porcentajes, las ventas de armas en 2012 a países que reúnen la doble condición de miembros de la UE y la OTAN fueron el 37,7% del total (736,7 millones de euros); un 6,6% (128,8 millones) a países de la OTAN que no son de la UE --como Estados Unidos y Turquía (31,6 millones)--; un 0,5% (9,6 millones) a países de la UE pero no de la OTAN; y un 47,7% (932,8 millones) a otros países como Australia, Venezuela, México, Indonesia (55,6 millones), Kazajistán (54,1) y Egipto (50,3).