Publicado: 08.07.2015 14:49 |Actualizado: 08.07.2015 20:22

Rajoy avisa a Grecia: "Esto se tiene que acabar, para bien o para mal"

El presidente del Gobierno asegura que el domingo se tomará una decisión definitiva en el Consejo Europeo, aunque reconoce que "la música" de la postura de Tsipras "es distinta".

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 6
Comentarios:
El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy (i), saluda al presidente de Perú, Ollanta Humala, a su llegada al Palacio de la Moncloa donde se reunieron con motivo de la visita a España del mandatario peruano. EFE

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy (i), saluda al presidente de Perú, Ollanta Humala, a su llegada al Palacio de la Moncloa donde se reunieron con motivo de la visita a España del mandatario peruano. EFE

El presidente del Gobierno ha evitado hoy confirmar explícitamente si Grecia va a salir de la zona euro en caso de que la propuesta de reformas que va a presentar a Europa el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, mañana jueves 9 ante el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), a cambio de un tercer rescate (unos 50.000 millones) no satisfaga al resto de jefes de Estado y de Gobierno. Con todo, y huyendo un poco de su ambigüedad habitual, Mariano Rajoy, ha sido bastante contundente: "El fin de semana decidiremos qué hacer con Grecia, para bien -ojalá- o para mal -ojalá que no-".



Rajoy ha asegurado que tras este último paso de Tsipras (aceptar las normas y hacer reformas a cambio de otro rescate), "la música suena distinta", pero habrá qué ver cómo es "la letra", algo que se concretará mañana, según la carta que el nuevo ministro de Finanzas griego, Euclides Tsakalotos, ha hecho llegar esta misma mañana al Mede. Este fin de semana, ha informado también el jefe del Ejecutivo durante una rueda de prensa en La Moncloa con el presidente de Perú, Ollanta Humala, se reunirán los ministros de Economía del Eurogrupo y el domingo, los jefes de Estado y de Gobierno. Entonces se tomará una decisión, "para bien o para mal", porque, ha reconocido, "esto afecta a España y a otros países de la Unión Europea".

Mariano Rajoy no mostró ningún optimismo con los próximos pasos de Atenas, aunque él mismo ha reconocido que sus gobernantes "están dispuestos a pagar" sus deudas. Con todo, dijo, "Grecia ha perdido mucho tiempo", y ésta es la sensación también de su ministro de Economía, Luis de Guindos, y de otras fuentes conservadoras, que creen que "nada va a cambiar" y que haber puesto al límite la paciencia de las autoridades europeas "es muy arriesgado", razonan en mi privado.

Siryza-Podemos

El presidente ha aprovechado la pregunta de un periodista sobre la dureza del discurso de los conservadores sobre la asociación Podemos-Syriza y, por extensión, al apoyo mutuo del PSOE y la formación de Pablo Iglesias. "La demagogia suele chocar con frecuencia con la realidad", ha advertido y de lo que se trata es de "gobernar" después de "hablar", que resulta más sencillo.

Rajoy ha dejado muy claro qué habría hecho él en lugar de convocar un referéndum de haberse visto en la situación de Tsipras: "Tomar decisiones difíciles es lo que tiene que hacer un buen gobernante", ha concluido, sin entrar a concretar tampoco la fecha de las elecciones generales que le atañen a él.

Primarias en el PP

Rajoy ha evitado entrar en concreciones también sobre cuestiones de su partido. Ha ironizado sobre las primarias ("Están de moda, todos tienen primarias pero no se presenta más que uno"); ha esbozado los temas que se tratarán en la Conferencia Política de este fin de semana en Madrid (empleo, políticas sociales, amenaza yihadista o lucha contra la corrupción), y ha advertido de que no es en este cónclave (cuyo programa se presenta mañana) donde se toman decisiones concretas, sino en los programas electorales.