Público
Público

Rajoy sobre Bárcenas: "Hace años que esa persona no tiene responsabilidad en mi partido"

El presidente, sin nombrar a su ex tesorero y a Sepúlveda ("No voy a citar a esas personas"), evita reconocer que estuvieron a sueldo del PP hasta hace semanas, a preguntas de PNV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El reinicio del debate sobre el estado de la nación esta mañana ha bajado el tono con el que se cerró ayer, de la mano de Rosa Díez (UPyD) y un presidente despectivo por momentos. Sin embargo, a pesar de su tono cordial, el portavoz del Grupo Parlamentario Vasco, Aitor Esteban, comenzó su discurso con el tema de la corrupción: 'No todos los políticos somos iguales', sostuvo, aunque sí trató de llevar a Mariano Rajoy a su terreno, citando los dos casos de corrupción que hoy ocupan la actualidad política: Luis Bárcenas y Jesús Sepúlveda.

El presidente del Gobierno, sin embargo y aunque fue algo más contundente en su alusión implícita, evitó citar, una vez más, los nombres de ambos imputados: 'No voy a citar a nadie; no lo hice ayer y no lo voy a hacer hoy. Las personas que ha citado usted hace años que ya no tienen responsabilidades en el partido'. Rajoy esquivó, de esta forma, los sueldos del partido que ambos recibieron hasta hace pocas semanas: el ex alcalde Pozuelo, despedido la semana pasada de su indefinida condición de asesor del PP, y el ex tesorero nacional, dejando de cobrar un sueldo en enero de 2013, que se le abonaba en concepto de presunta indemnización e incluía las cuotas de la Seguridad Social, según reconoció el partido en una nota.

El presidente del Gobierno sí recogió, en cambio, el guante que le lanzó el portavoz vasco sobre la no generalización de los comportamientos corruptos en política. 'No todos somos iguales', sostuvo Esteban. 'La generalización injusta, la crítica desaforada, la desmesura y la falta de objetivad' ayudan a extender esta percepción, reforzó Rajoy, y evitarlo 'no es solo una responsabilidad del Gobierno'.

Esteban, en un tono mucho más cordial que el del catalán Josep Antoni Durán i Lleida, entró en las reivindicaciones nacionalistas del Gobierno de Euskadi, cuyo partido gobierna, hacia la mitad de su primera intervención. Pidió al presidente que se dé un trato realmente especial a País Vasco y Catalunya, 'que tienen un sentimiento identitario diferente al del resto de Comunidades Autónomas'. El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados advirtió a Rajoy de que mientras esta diferencia no se aborde y resuelva, ambos territorios 'seguirán siendo fuente de conflicto y desafección'. Para empezar, Esteban pidió al jefe del Ejecutivo una reunión inminente de la Comisión Mixta de Transferencias Estado-País Vasco para abordar la reforma del llamado cupo vasco, el concierto económico especial que mantienen las administraciones central y vasca. Rajoy se comprometió a realizarla en el plazo de este año, 'a la mayor celeridad posible'.

Aunque el fondo del discurso del portavoz parlamentario del PNV ha sido crítico con la generalidad de las políticas del Gobierno de Rajoy (Esteban rechazó la ley de costas, la ley Wert, un proyecto de reforma local inconcreto y que no entra en el derecho foral y los recortes sanitarios, entre otros), sobre la tribuna de oradores planeó en todo momento el clima de cordialidad que sobresalió en la reunión que mantuvieron el 29 de enero en La Moncloa, Rajoy y el lehendakari Iñigo Urkullu. De hecho, Esteban apenas entró en el tema del final de ETA, apelando a que ése es un asunto tratado al máximo nivel entre los dos jefes del Gobierno. El portavoz vasco sólo animó a lograr completamente el objetivo de la 'reconciliación' de la sociedad vasca, aunque 'no todos mantenemos la misma visión de los pasos a dar'.