Público
Público

Rajoy cierra hoy la Convención del PP con dos 'bestias negras': Bárcenas y Podemos

Los conservadores dan al PSOE por amortizado y compran el mensaje de Iglesias: "O el PP o Podemos". Ignacio González interviene en la clausura pendiente de su designación como candidato autonómico.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

MADRID.- Mariano Rajoy clausura hoy domingo la Convención Nacional del PP que ha tenido dos protagonistas ausentes, pero presentes en los comentarios de pasillo, en el caso de Luis Bárcenas, y en los foros y el plenario, en el caso de Podemos. En ambos sentidos -aunque sin nombrar al extesorero-, esperan los conservadores que vaya el discurso de su líder esta mañana al mediodía, eso sí, con Catalunya sobre un papel cargado, también, de datos sobre la recuperación económica. Es ésta, de hecho, sobre la que le habría gustado a Rajoy que girase la Convención Nacional del PP en un año marcadamente electoral, pero aunque los mensajes e intervenciones de los cerca de 200 oradores fueron mayoritariamente en ese sentido, la sombra de la corrupción y la caja B del partido han planeado durante el largo fin de semana.

Durante el encuentro mantenido con Nuevas Generaciones, el presidente del Gobierno aseguró que hoy hablaría de corrupción, evitando ayer contestar a los comentarios que, sobre este asunto, le hizo una de las jóvenes del PP. Los conservadores confían, pues, en que Rajoy les traslade un mensaje más contundente que el manejado en los últimos días ("Bárcenas ya no está en el PP" o "Si hay una caja B, no es del PP") Las declaraciones del extesorero al salir de la cárcel, admiten fuentes del partido, requieren una respuesta más dura, "que despeje las dudas lógicas de la gente". También se espera que el jefe del Ejecutivo se pronuncie en esa línea durante la entrevista que dará a Telecinco el lunes 26 a las 21:00 horas.

El PP ha comprado a Pablo Iglesias el mensaje de "el PP o Podemos" y margina al PSOE para movilizar al abstencionista de centro

El PSOE ha sido y será el gran marginado de la Convención del PP. El partido de Pedro Sánchez ha recibido muchas menos críticas de las que cayeron sobre los socialistas de Alfredo Pérez Rubalcaba o José Luis Rodríguez Zapatero. Es decir, el PSOE se ha convertido en una oposición "de pasado", frente a la "de futuro", que es Podemos, según los conservadores. Éstos han utilizado a los socialistas, principalmente, como responsables de una herencia que justifique los recortes y las reformas "inevitables" que lleva a cabo el Gobierno.

El cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha sido, en cambio, la diana de muchos comentarios de los dirigentes del PP ("De Monedero ha pasado a billetero", ironizaba ayer el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, en referencia a los presuntos ingresos que, según algunos medios, tiene Monedero) El PP ha utilizado a Podemos para inyectar el miedo en sus discursos, relacionando a la formación de Pablo Iglesias con el "caos", la "pobreza" y la "inestabilidad" que, según ellos, impera por ejemplo en Venezuela, otra constantes en los discursos.

Rajoy da una entrevista a Telecinco este lunes y estará en Barcelona el sábado 31

El PP, en definitiva, ha comprado a Iglesias el mensaje de "el PP o Podemos", consciente de que es este partido el que puede movilizar el voto de la abstención (los desencantados que votaron a Rajoy en 2011, pero dudan de hacerlo de nuevo en 2015).

El "candidato" González, con Rajoy

Rajoy clausura esta mañana la Convención del PP con una "larga intervención", según los conservadores, tras los discursos del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que repite protagonismo tras su intervención inaugural.

El presidente madrileño, junto a su antecesora y mentora, Esperanza Aguirre, es el único barón del PP que ha dado un paso al frente para decir a Rajoy y a su partido que quiere ser el candidato autonómico en 2015 para que las urnas barran el estigma de ser un presidente designado -por Aguirre cuando decidió retirarse- y no elegido. No se espera, sin embargo, que el líder del PP se pronuncie hoy sobre candidato alguno, como ya advirtió antes de la Convención. Su complicidad con Aguirre y González, sin embargo, durante este fin de semana no ha pasado desapercibida a nadie. "Ya son candidatos", aseguraba ayer un diputado madrileño.